Política

Fiscalía de Bolivia imputa a dos exministros de Áñez por tráfico de armas

La decisión se anunció una semana después de que la expresidenta fuera condenada a 10 años de prisión, acusada de encabezar un golpe de estado en el 2019 contra su antecesor, Evo Morales

La Paz. La Fiscalía de Bolivia imputó a dos ministros de la expresidenta transitoria, Jeanine Áñez, por “tráfico ilegal de armas”, acusados de importación ilegal de implementos antidisturbios desde Ecuador en el 2019, informó este viernes un funcionario.

“El Ministerio Público emitió imputación formal” contra los exministros de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, y de Defensa, Luis Fernando López, afirmó el secretario general de la Fiscalía, Edwin Quispe, en conferencia de prensa. La decisión se anunció una semana después de que Áñez fue condenada a 10 años de prisión, acusada de encabezar un golpe de estado en el 2019 contra su antecesor, Evo Morales.

Esta sentencia levantó críticas internacionales y dudas sobre la independencia de la justicia en Bolivia. Murillo está detenido en Estados Unidos, por el delito de corrupción y está a la espera de su sentencia, mientras que López está en Brasil. Quispe precisó que ambos son inculpados “dentro del caso denominado armamento no letal de Ecuador”.

Se trata de los supuestos delitos de “tráfico ilícito de armas, tenencia porte o portación y uso de armas no convencionales e incumplimiento de deberes en grado de coautoría”, según la acusación. El tráfico de armas se castiga por el código civil boliviano con 10 a 15 años de prisión.

La Fiscalía sostuvo que, tras la llegada de Áñez al poder en noviembre del 2019, ambos ministros participaron en la adquisición de los elementos antimotines en Ecuador para sofocar las protestas de partidarios de Morales. Estas protestas culminaron con 35 muertos, precisó una investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Varios elementos dan cuenta de la participación directa e inmediata en una reunión de Murillo y López con la señora Jeanine Áñez”, para la importación junto a la entonces ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, manifestó Quispe.

“Lizárraga habría tomado contacto con personal policial de la República del Ecuador en el que hubiera acordado que ese país pueda facilitar equipos antimotines, gases y otros explosivos”, expresó la Fiscalía.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.