AFP. 27 octubre
Joe Biden, aspirante presidencial demócrata, realizó un mitin electoral en Atlanta, Georgia, este martes 27 de octubre del 2020. AFP
Joe Biden, aspirante presidencial demócrata, realizó un mitin electoral en Atlanta, Georgia, este martes 27 de octubre del 2020. AFP

Washington. El candidato demócrata Joe Biden se encaminó este martes en Georgia, un estado donde los republicanos ganan desde hace décadas, en tanto su compañera de fórmula, Kamala Harris, llevó la batalla a Arizona y Texas, dos feudos de sus rivales.

En una campaña muy marcada por la pandemia y la alta participación, cerca de 67 millones de personas ya votaron por anticipado, del total de cerca de 230 millones de inscritos, lo que constituye un récord histórico.

En una apuesta de alto calibre, el demócrata Joe Biden, de 77 años, visitó este martes Georgia, un estado que ha votado por los republicanos desde hace décadas y que nadie hubiera soñado dar vuelta, pero donde los candidatos están codo a codo, según las encuestas.

Trump, en tanto, continuó su ritmo frenético y viajó a Michigan, Wisconsin, Nebraska y Nevada.

En la última semana de campaña Trump, de 74 años, está exultante tras lograr una importante victoria política luego de la confirmación en el Senado de su candidata para la Corte Suprema Amy Coney Barrett, con lo que busca atizar a los votantes más conservadores y a la derecha religiosa y cosechar votos en la zona central de Estados Unidos.

Desde el jardín de la Casa Blanca, Trump celebró el lunes la juramentación de la jueza -conocida por su oposición al aborto- como un "día trascendental para Estados Unidos".

(Video) ¿Quién elige al presidente de EE. UU. si ningún candidato logra 270 votos electorales?

En tanto, desde Warm Springs, donde el presidente Franklin Roosevelt (1933-1945) acudía a aliviar los síntomas de la polio, Biden prometió que va a controlar la covid-19.

“Podemos controlar el virus y lo vamos a hacer”, dijo Biden, en directa referencia a una declaración del fin de semana del jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, quien afirmó: “No vamos a controlar la pandemia, vamos a controlar el hecho de que podemos tener vacunas”.

La elección se desarrolla en medio de una pandemia que golpea con fuerza Estados Unidos, el país con más muertos con cerca de 225.739.

Trump busca votos

A una semana de las elecciones, Trump viajó hacia Michigan, estado que ganó en el 2016, pero que cuatro años después se inclina por Biden, según las encuestas de intención de voto.

Sin embargo, el mandatario cuenta con que, tal como sucedió en la elección pasada, muchos sondeos se equivoquen y al final logre dar la sorpresa el día de la votación.

Después, Trump se trasladará a La Crosse y a West Salem, en Wisconsin, buscando descontar la ventaja que muestra Biden en las encuestas.

En un día cargado, también visitaría Nebraska y cerraría la jornada en Nevada.

El presidente Donald Trump les habló a sus seguidores, este martes 27 de octubre del 2020, en West Salem, Wisconsin. AFP
El presidente Donald Trump les habló a sus seguidores, este martes 27 de octubre del 2020, en West Salem, Wisconsin. AFP

Para intentar captar votantes que abandonaron al Partido Demócrata en el 2016, el expresidente Barack Obama volvió al ruedo con un nuevo mitin en Florida, otro estado clave en la contienda.

“La última vez fuimos complacientes. Hubo gente que se puso un poco floja, la gente que dio las cosas por hechas. No podemos hacer lo mismo esta vez", afirmó en Orlando.

Con la pandemia, Trump perdió uno de sus argumentos más sólidos para la reelección, una economía que logró que el desempleo tocara un mínimo de 3,5%, con la posterior destrucción de millones de puestos de trabajo.

(Animación) ¿Cómo se elige al presidente de los Estados Unidos?

Trump acusó a los demócratas de no estar “interesados en ayudar a la gente”, en un momento en que la negociación para un nuevo plan de ayuda por la pandemia está paralizado.

“Después de la elección aprobaremos el mejor paquete de estímulo que jamás hayan visto porque creo que vamos a recuperar la Cámara baja”, indicó el presidente.

Tensión en Filadelfia

En la recta final, un fantasma agita la política estadounidense: la posibilidad de que resurjan las movilizaciones contra la brutalidad policial y el racismo después de que en Filadelfia un hombre negro con problemas mentales fuera abatido por la Policía.

A finales de mayo, la muerte de George Floyd, un afroestadounidense asfixiado por un policía en Minnesota, desató una ola de protestas no vista en décadas.

En la noche del lunes, cientos de personas protestaron en las calles de Filadelfia, en medio de los cuestionamientos de la familia del fallecido sobre por qué la Policía utilizó una fuerza letal contra un hombre que, si bien portaba un cuchillo, estaba siendo sometido por su madre para que lo soltara.

(Video) Análisis del debate final entre Trump y Biden

En los disturbios nocturnos, cerca de 30 policías resultaron heridos, incluyendo un agente que fue atropellado.

Otros hechos similares que fueron denunciados por el movimiento Black Lives Matter (“Las vidas de los negros importan”) generaron respuestas divergentes de los candidatos.

Biden promete medidas para corregir las injusticias que sufren las minorías, y Trump condena el caos que atribuye a los demócratas, aferrándose a su mantra “Ley y orden”.