Política

Colombia queda en manos de indecisos en una atípica campaña electoral

Prácticamente todas las encuestas coinciden en dar un empate técnico entre Petro y Hernández en la intención de voto, con diferencias en algunos casos del 0,3 %

Bogotá. Con los dos candidatos presidenciales fuera de escena, la atípica campaña electoral colombiana entra en su última semana con el foco puesto en los indecisos, que serán clave para el desempate entre los candidatos Gustavo Petro y Rodolfo Hernández.

Ni Petro ni Hernández realizaron este lunes ninguna aparición pública, y prefirieron seguir atrincherados en sus redes sociales como han estado buena parte de la campaña y como prevén seguir en la última semana de la contienda electoral.

“A 6 días de sacar a todos esos corruptos, politiqueros que llevan años incrustados en el gobierno”, limitó a decir en su cuenta de Twitter el “ingeniero”, como le gusta que lo llamen a Hernández, un empresario de la construcción multimillonario de 77 años.

Mientras que Petro, exalcalde de Bogotá y ganador de la primera vuelta, que hoy ha pasado el día grabando contenido promocional para la recta final, según detalló su equipo de campaña, compartió una foto familiar con su esposa, Verónica Alcocer, y dos de sus hijas y en la que también está su candidata a la vicepresidencia, Francia Márquez.

Esto en la línea “intimista” en la que el exalcalde de Bogotá ha decidido hacer esta última fase de la campaña y, tras llenar con decenas de miles de personas las plazas públicas de todo el país antes del 29 de mayo, ahora ha adoptado actos privados con familias y comunidades y el domingo lanzó un “spot” de campaña hablando de tú a tú a la madre que “se angustia cada día por alimentar a tus hijos” o a la mujer trabajadora: “Te entregas a tu familia pero vives con miedo”.

Prácticamente todas las encuestas coinciden en dar un empate técnico entre Petro y Hernández en la intención de voto, con diferencias en algunos casos del 0,3 %, y una tendencia que muestra cómo el exalcalde de Bucaramanga ha perdido adeptos, después de subir como la espuma en las últimas semanas de la primera vuelta, y Petro ha conseguido consolidarse e incluso crecer ligeramente.

“Lo que está mostrando en el tracking diario de RCN, que hace con la firma GAD3 (una de las encuestadoras que ha publicado sondeos casi diarios), es que la mayoría, no todos, de los que pensaron en algún momento en votar por Rodolfo, se están yendo al voto en blanco o a no votar”, resumió el consultor en asuntos públicos, comunicación política y opinión pública Andrés Segura.

Las encuestas de la última semana también mostraban, dependiendo de la muestra, entre un 2,4 % y un 13 % de voto en blanco y muchas de ellas no contenían a los indecisos, que serán clave en las votaciones y cuyo voto se suele decidir en esta semana y no estar medido en los sondeos, cuya publicación ya está prohibida.

Petro “ha subido muy poco”, afirmó Segura, algo consistente en su trayectoria en las encuestas, pero que puede jugarle una mala pasada el domingo, puesto que “su votación del 2018 en segunda vuelta, él la logró consolidar en primera en el 2022 y no tiene más para crecer”.

Así que el “voto en blanco va a ser fundamental”, según el consultor, que apuntó a que Petro está “jugándosela a incentivar el voto en blanco” entre esos votantes que ya se ha visto que puede que se bajen de la “rodolfoneta” por la intempestiva del candidato y la poca concreción de sus propuestas, cuyo tono populista le sirvieron para primera vuelta pero no se sabe si el tirón aguante una segunda.

Justamente, la campaña de Petro cuenta con que algunos comentarios como el mandar a las mujeres a la cocina, las salidas de tono con la prensa, o la posición que adopta cuando se le contradice, sirvan para aumentar ese voto en blanco, sobre todo en los más de 4 millones de votantes que agrupó el centro, en la figura de Sergio Fajardo, en las elecciones del 2018.

Esa cifra bajó considerablemente a menos de 900.000 en primera vuelta y Petro ya canalizó buena parte de quienes fueran a votar por él, así que para ganar y conseguir que en su tercer intento sea la vencida necesita conseguir que parte de los 5,9 millones de personas que votaron por Hernández no lo hagan en segunda y que tampoco se le sumen todos los 5 millones de votos de derechas que fueron para Federico Gutiérrez el 29 de mayo.

De otra parte, está la filtración de videos la semana pasada por parte de la prensa de reuniones de miembros de la campaña izquierdista donde hablaban de la financiación y de cómo atacar a los rivales, lo cual no es ilegal, pero resalta las compañías de las que se rodea Petro, como el senador Roy Barreras o el exsenador Armando Benedetti, dos personas muy controvertidas y criticadas por potenciales votantes en segunda vuelta.

La influencia de los indecisos y el voto en blanco se verá este domingo cuando se celebre el balotaje, en unos comicios que ya están en marcha en los consulados colombianos en el exterior.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.