El Mundo

Policía indaga si dueños de ‘disco’ ocultaron pruebas

Santa María, Brasil. AFP La Policía investiga si se ocultaron pruebas del incendio en una discoteca en el sur de Brasil, donde murieron 234 personas, mientras varias ciudades del país anunciaron que reforzarán la fiscalización para evitar nuevos incidentes similares.

Las autoridades sospechan que la discoteca, repleta de estudiantes universitarios que celebraban una fiesta, estaba superpoblada en el momento del accidente, e investigan la presunta desaparición de un computador que almacenaba imágenes de las cámaras de seguridad.

La Policía busca también el registro de caja, que permitiría comprobar cuánta gente había en el local a la hora del accidente.

El último balance de las autoridades elevó de 232 a 234 la cifra de muertos, y de los más de 116 heridos “75 corren riesgo de muerte”, manifestó el ministro de Salud, Alexandre Padilha.

Cuatro presuntos responsables fueron arrestados anteayer para facilitar la investigación: los dos dueños de la discoteca y dos integrantes de la banda musical que lanzó fuegos artificiales en el escenario de la discoteca Kiss , ubicada en la ciudad de Santa María, lo cual habría provocado el incendio.

“Las cámaras de filmación no estaban en el local (donde deberían estar), no había computador con almacenamiento de memoria”, dijo la fiscala Veruska Agostine.

Para Agostine, a cargo del caso, el hecho de que los dueños de la discoteca no hayan suministrado esas imágenes es “muy grave”.

Los dueños del negocio declararon que el sistema de vigilancia no operaba desde hacía dos meses.

El siniestro fue provocado por “el uso de fuegos artificiales en un local cerrado”, donde había “demasiada gente” , dijo Jerson da Rosa, del Cuerpo de Bomberos.

El presidente de la Cámara de Diputados, Marco Maia, anunció la creación de una comisión para redactar un proyecto sobre la concesión de permisos a locales públicos y prevención de incendios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.