AFP. 17 diciembre, 2019
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, llega para la apertura del Foro Global de Refugiados que se realiza en Ginebra, Suiza. Foto AFP
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, llega para la apertura del Foro Global de Refugiados que se realiza en Ginebra, Suiza. Foto AFP

Ginebra. Turquía se vio “obligada” a intervenir militarmente en Siria, explicó este martes el presidente turco Recep Tayyip Erdogan en el Foro Mundial sobre los Refugiados, en el que vinculó la operación lanzada por Ankara a la falta de “ayudas” internacionales para gestionar el flujo de refugiados sirios.

"Además de no recibir las ayudas que esperábamos de parte de la comunidad internacional, nos vimos obligados a preocuparnos por nuestra propia protección" y "lanzamos operaciones para hacer sacar de esa zona a organizaciones terroristas", dijo Erdogan, refiriéndose a la ofensiva militar de octubre en el noreste de Siria.

Turquía intervino militarmente en el noreste sirio para expulsar a los combatientes kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG), a las que considera "terroristas", pero que tuvieron un rol clave en la lucha contra los yihadistas del grupo Estado Islámico. El objetivo de Ankara era crear una "zona de seguridad" en la que reinstalar a los refugiados que acoge en su suelo.

"Debemos eliminar la presencia terrorista de una vez por todas en estos territorios, debemos declarar zonas de seguridad, debemos implementar programas de reinstalación" de refugiados, añadió el presidente turco el martes en Ginebra.

"Pero nadie parece decidido a ayudarnos", subrayó, señalando en particular la falta de apoyo financiero de la Unión Europea.

Turquía acoge a unos 3,6 millones de refugiados sirios que huyeron de la guerra en su país, iniciada en 2011. El presidente turco amenaza con abrir las puertas de Europa a estos migrantes.

Para evitarlo, Erdogan exhorta a los países europeos a apoyar sus proyectos de repatriación de sirios hacia su país, concretamente con respaldo financiero para la construcción de una o varias nuevas ciudades en esta “zona de seguridad”.