Organismos Internacionales

Ciudad francesa multa con ¢500.000 a quienes dejen excremento de perro en espacios públicos

La Municipalidad de Bergerac defiende la medida para ‘mantener la seguridad y la salud pública’

Bergerac. La capital de una región muy turística del suroeste de Francia, Bergerac, quiere mostrarse “limpia y acogedora”, por lo que creó una multa que puede alcanzar los 750 euros ($790 o ¢529.584) para quien no recoja los excrementos de su perro en el espacio público.

Como afirma un decreto municipal del 11 de abril: “Es obligatorio que las personas con perros procedan inmediatamente, por cualquier medio apropiado, a recoger los excrementos del animal” en calles, parques, jardines, etc.

La multa por inclumplirlo, de 750 euros, puede ser una de las más altas de Francia, según un diputado francés y veterinario, Loic Dombreval. La Municipalidad de Bergerac defiende la medida para “mantener la seguridad y la salud pública.

Además, obligan a los propietarios a llevar consigo “al menos dos bolsas para excrementos durante sus paseos diarios”, bajo pena de 38 euros ($40 o ¢26.814), aunque las bolsas son gratuitas.

Situada a dos horas de Burdeos, en el suroeste, Bergerac es conocida por el foie gras, las trufas, los viñedos y los castillos y vive en buena parte del turismo.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.