El Mundo

Más de 500 casas potencialmente arrasadas por incendio forestal en EE. UU.

Se cree que llamas fueron desatadas por postes eléctricos derrumbados, debido a los fuertes vientos

Más de 500 casas pueden haber sido arrasadas por agresivos incendios forestales en Colorado, en el oeste de Estados Unidos, informó este jueves el sheriff del condado de Boulder, Joe Pelle, donde las llamas avanzan con rapidez atizadas por por una histórica sequía.

“Sabemos que aproximadamente 370 casas en la subdivisión de Sagamore fueron perdidas. Hay otras 210 casas que pueden haberse perdido en Old Town Superior”, dijo en una rueda de prensa Pelle.

Al menos un área de más de 6 kilómetros cuadrados (km2) fue devorada por las llamas en el condado de Boulder, donde autoridades advierten de una situación letal debido a que el fuego está consumiendo hoteles y centros comerciales.

“Quiero enfatizar que debido a la magnitud e intensidad de este incendio y a que ocurre en un área muy poblada, no sería sorprendente que haya heridos o fallecidos”, detalló Pelle.

Miles de personas recibieron un alerta de evacuación para huir de las llamas que se cree fueron desatadas por postes eléctricos derrumbados por los fuertes vientos.

“Esta área está justo en desarrollos suburbanos, (donde hay) tiendas. Es como el vecindario en el que tú vives, como el vecindario en el que cualquiera de nosotros vive, y 6 km2 cerca de un centro poblado puede ser, y es, en este caso, absolutamente devastador”, dijo el gobernador de Colorado, Jared Polis, también presente en la rueda de prensa.

El Servicio Nacional de Meteorología afirmó que se trata de una situación “que está colocando las vidas en peligro”.

Vientos de unos 160 kilómetros por hora fueron reportados en varios lugares, abanicando las llamas y dificultando el esfuerzo de los bomberos.

Como buena parte del oeste de Estados Unidos, Colorado atravesó años de una sequía que ha dejado el área resecada y vulnerable a los incendios forestales.

Aunque los fuegos son una parte natural del ciclo climático, ayudando a limpiar la vegetación, su escala e intensidad está aumentando.

Científicos advierten que el cambio climático, mayoritariamente impulsado por actividades humanas como la indiscriminada quema de combustibles fósiles, está alterando los patrones meteorológicos.

Esto prolonga sequías en varias áreas y provoca inusuales tormentas fuera de época en otras regiones, un fenómeno que se espera empeore a medida que las temperaturas en todo el mundo continúan aumentando.

Daniel Swain, un meteorólogo de la Universidad de California, tuiteó que era “difícil de creer” que estos incendios estuviesen ocurriendo en diciembre, cuando no suelen registrarse este tipo de llamas.

“Pero si tomamos un otoño cálido y seco, con sólo 2,5 centímetros de nieve en lo que va de estación, y añadimos una tormenta de viento extrema (de más de 160 km/h), el resultado son incendios extremadamente rápidos y peligrosos”, escribió en esa red social.