Interés Humano

Riesgo de contagio de viruela del mono es ‘muy bajo’, según autoridades sanitarias

Enfermedad, que no suele ser mortal, puede causar fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y fatiga

Estocolmo. El riesgo de contagio de la viruela del mono es “muy bajo” en la población en general y puede detenerse en los países donde la enfermedad no es endémica, dijeron las autoridades sanitarias el lunes, después del aumento de casos en Europa y Norteamérica.

Hasta el 21 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue notificada de 92 casos confirmados de viruela del mono y de 28 casos sospechosos, detectados en 12 países en los que la enfermedad no es endémica, incluyendo varios de la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y Canadá.

El organismo teme que la enfermedad, endémica en algunas zona de África central y occidental, se expanda. Según la OMS, es la primera vez que se registran casos de manera simultánea en varios países y entre personas que no viajaron a las regiones de África donde la enfermedad es endémica.

Pero al mismo tiempo, la agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) indicó que se pueden controlar los brotes en los países no endémicos y parar el contagio entre humanos. El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) también relativizó los temores entre la población y aseguró el lunes que el riesgo de contagio era “muy bajo” en la población en general, aunque “alto” entre las personas con múltiples parejas sexuales.

La viruela del mono, que no suele ser mortal, puede causar fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y fatiga. Luego aparecen erupciones (en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies), lesiones, pústulas y finalmente costras.

No hay tratamiento para la viruela del mono, pero sus síntomas suelen desaparecer al cabo de dos o tres semanas.

“Queremos detener la transmisión de persona a persona. Podemos hacerlo en los países no endémicos... Es una situación que se puede controlar”, declaró Maria Van Kerkhove, encargada de la lucha contra la covid-19 en la OMS, pero también de las enfermedades emergentes y zoonosis. “Estamos en una situación en la que podemos recurrir a las herramientas de salud pública de detección temprana y aislamiento supervisado de casos”, explicó. “Podemos frenar la transmisión entre humanos”, insistió.

La experta destacó que la transmisión se producía a través de “contacto físico cercano: contacto piel con piel”. La mayoría de los casos tienen síntomas leves, dijo Andrea Ammon, directora del ECDC en la primera evaluación de riesgos desde la inusual aparición de esta enfermedad. “Para la población en general, la probabilidad de contagio es muy baja”, añadió en un comunicado.

“Sin embargo, se considera alta la probabilidad que el virus se contagie más a través de contactos cercanos, por ejemplo en actos sexuales o entre personas que tengan múltiples parejas sexuales”, añadió. Pese a al bajo riesgo de contagio, Stella Kyriakides, comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, dijo que era importante “permanecer vigilante”, con métodos de rastreo y de diagnóstico efectivos.

Según el ECDC, el virus puede desarrollar una forma grave de la enfermedad en algunos grupos como “niños pequeños, mujeres embarazadas y personas inmunodeprimidas”. La agencia también advirtió del riesgo de “transmisión de humanos a animales” y dijo que si el virus se contagia a animales “existe el riesgo de que la enfermedad pueda volverse endémica en Europa”.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.