Interés Humano

Derogación del aborto en EE. UU. ‘es la voluntad de Dios’, dice Donald Trump

Siga aquí los últimos acontecimientos relacionados a la nueva resolución de la Corte Suprema

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, argumentó que la revocación del derecho al aborto es un avance para los republicanos.

“Con (la sentencia) ‘Roe v Wade’ ahora revocada, los republicanos radicales están avanzando con su cruzada para criminalizar la libertad de salud. En el Congreso, los republicanos están tramando una prohibición del aborto en todo el país”, enfatizó la dirigente.

La anulación del derecho al aborto decidida este viernes por la Corte Suprema de Estados Unidos obedece a “la voluntad de Dios”, declaró el expresidente estadounidense republicano Donald Trump.

Preguntado por el canal Fox News sobre qué papel desempeñó él en la decisión, al haber inclinado claramente a la derecha el tribunal con el nombramiento de tres jueces conservadores, Trump contestó: “Es la voluntad de Dios”. La decisión “sigue la Constitución”, agregó.

La revocación del derecho al aborto en Estados Unidos asestó “un duro golpe a los derechos humanos de las mujeres y a la igualdad de género”, afirmó la alta comisionada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, luego de conocer el fallo de la Corte Suprema.

“El acceso a un aborto seguro, legal y eficaz está firmemente arraigado en el derecho humano internacional y es central para la autonomía de las mujeres y su capacidad de hacer sus propias opciones”, escribió Bachelet en un comunicado, en el cual lamentó “un gran retroceso” en la legislación estadounidense.

Los activistas “proelección”, quienes defienden que la mujer pueda decidir si continúa su embarazo o no, se manifiestan frente a las instalaciones de la Corte Suprema, en Washington D. C. para expresar su descontento con la nueva resolución que elimina el derecho al aborto en Estados Unidos.

Tras conocer el fallo decenas de activistas salieron a las calles con rótulos y pañuelos verdes, color que representa al movimiento. Sin embargo, también se observan algunos pañuelos celestes, que representan al movimiento “provida”, quienes ven la decisión como una victoria.

El gobernador republicano de Indiana, Eric Holcomb, anunció que convocará a la legislatura de su estado, para que se pronuncie cuanto antes sobre la prohibición del aborto, tras el nuevo fallo de la Corte Suprema.

“La decisión de la Corte Suprema es clara, y ahora depende de los estados abordar este importante tema. Lo haremos lo antes posible en Indiana”, escribió Holcomb en Twitter y agregó que convocó a la asamblea general del estado para el 6 de julio.

“Tenemos la oportunidad de progresar en la protección del carácter sagrado de la vida, y eso es exactamente lo que vamos a hacer”, añadió.

Por su parte, la gobernadora republicana de Dakota del Sur, Kristi Noem, anunció que el aborto pasa a ser ilegal en este estado del norte de del país, en virtud de una ley llamada “zombi” que fue redactada hace un tiempo para que entrara en vigor automáticamente si la Corte Suprema cambiaba la jurisprudencia.

Esta ley “especifica que, a partir de hoy, todos los abortos son ilegales en Dakota del Sur ‘a menos que una decisión médica razonable y adecuada establezca que un aborto es necesario para preservar la vida de la mujer embarazada’”, afirma en un comunicado.

“Es un día triste para el país”, dijo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien apoya el derecho al aborto, durante una rueda de prensa tras conocer la nueva resolución de la Corte Suprema, que revoca el derecho al aborto. “La salud y la vida de las mujeres están en riesgo”, añadió.

El demócrata además llamó a la calma. “Por más consternados que estén, mantengan la paz”, comentó. En la misma línea, aclaró que el “derecho a las mujeres a decidir” depende de cada estado y que el fallo de la Corte Suprema es el resultado de “una ideología extremista”.

Además, el presidente instó a defender “en las urnas” el derecho al aborto y todas las demás “libertades personales”, ya que se acercan las elecciones legislativas de mitad de mandato, que se anuncian complicadas para los demócratas.

Los gobernadores de California, Oregón y Washington, tres estados liberales de la costa oeste de Estados Unidos, anunciaron este viernes una iniciativa conjunta para garantizar y defender el derecho al aborto, minutos después de un fallo de Corte Suprema que anula ese derecho a nivel federal.

“Ellos quieren quitarle la libertad a las mujeres (...). California se ha unido a Oregon y Washington para defender a las mujeres y proteger su derecho a tener salud reproductiva”, dijo en un comunicado el gobernador de California, Gavin Newsom.

El primer ministro británico, Boris Johnson, lamentó el viernes el “gran paso atrás” que supone para él la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de revertir el derecho al aborto en ese país.

La decisión tiene un “gran impacto en lo que la gente piensa” y “creo que es un gran paso atrás”, afirmó el dirigente británico al margen de una cumbre de la Commonwealth celebrada en Ruanda, defendiendo “el derecho de la mujer a elegir”.

El estado de Misuri no tardó en pronunciarse como el primer estado que prohibirá a sus habitantes interrumpir el embarazo.

Tras conocer la decisión de la Corte, el expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, acusó a la Corte Suprema y no tardó en expresar su descontento.

“Hoy, la Corte Suprema no solo revocó casi 50 años de precedentes, sino que relegó la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses”, escribió el demócrata en su cuenta de Twitter.

“En todo el país, los estados ya han aprobado proyectos de ley que restringen las opciones. Muchos otros grupos han estado haciendo sonar la alarma sobre este tema durante años, y seguirán estando al frente de esta lucha”, agregó el exmandatario.

De su lado, la exprimera dama, Michelle Obama, secundó la opinión de su esposo.

“Estoy desconsolada por las personas de este país que acaban de perder el derecho fundamental a tomar decisiones informadas sobre sus propios cuerpos. Me rompe el corazón que ahora estemos destinados a aprender las dolorosas lecciones de un tiempo antes de que el ‘Roe v Wade’ se convirtiera en la ley del país”, mencionó Michelle.

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara, aseguró que la decisión tomada por la Corte Suprema violentaba los derechos humanos.

“La Corte Suprema de Estados Unidos derriba ‘Roe Vs Wade’, que durante 50 años ha protegido el derecho al aborto legal en Estados Unidos. Esta decisión racista, draconiana y vergonzosa obligará a mujeres, niñas y personas que pueden quedar embarazadas a buscar abortos inseguros”, manifestó Guevara.

El exvicepresidente republicano de Estados Unidos, Mike Pence, aplaudió la decisión de la Corte Suprema de revocar el derecho al aborto, que queda enterrado “en el olvido”.

“Devolviendo el tema del aborto a los estados y al pueblo, la Corte Suprema ha corregido un error histórico”, afirmó en Twitter el cristiano evangélico, quien fue el brazo derecho de Donald Trump en la Casa Blanca.

En la misma línea, Marjorie Dannenfelser, presidenta de la organización antiaborto Susan B. Anthony List aseguró que “después de 50 años de cabildeo, construyendo centros de esperanza para servir a las mujeres embarazadas, orando de rodillas, marchando de rodillas y asegurando que la poderosa voz provida se escuchara en nuestras elecciones, hemos llegado a este día (...) el primer día de un brillante futuro pro-vida para nuestra nación”.

Por su parte, el líder republicano en Cámara de Representantes (baja) Kevin McCarthy comentó que “cada niño por nacer es precioso, extraordinario y digno de protección. Aplaudo este fallo histórico, que salvará innumerables vidas inocentes”.

Además, aseguró que la Corte tiene razón al “devolver el poder de proteger a los nonatos a los representantes electos del pueblo en el Congreso y los estados”.

Este viernes la Corte Suprema de Estados Unidos puso fin a la sentencia conocida como ‘Roe vs. Wade’, que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las mujeres al aborto.

Esta decisión, que significa una victoria para los conservadores, conmocionó a la comunidad internacional y a los políticos que velaron por décadas que el derecho a interrumpir el embarazo se mantuviera.

Fátima  Jiménez Quirós

Fátima Jiménez Quirós

Estudiante de periodismo y comunicación en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe noticias de última hora nacionales e internacionales. Anteriormente trabajó en la sección de verificación de datos: No Coma Cuento.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.