Interés Humano

‘Pepe, la rana’ es la mascota del movimiento prodemocracia de Hong Kong

Para los hongkoneses el aire rebelde del anfibio es un reflejo de la frustración que sienten contra el Gobierno local pro-Pekín

Hong Kong. Con sus ojos exorbitantes y su boca ancha, ‘Pepe la rana’ vive una nueva vida en Hong Kong, convirtiéndose en la mascota del movimiento prodemocracia, tres años después de haber sido el símbolo de la extrema derecha en Estados Unidos.

De felpa, dibujada en pegatinas, panfletos y origami, el famoso batracio está presente, desde hace cuatro meses, en todas las manifestaciones en Hong Kong para exigir, entre otras cosas, reformas democráticas.

Este fenómeno alcanzó su apogeo el lunes por la noche, cuando centenares de manifestantes formaron una cadena humana a lo largo de la bahía. Algunos sujetaban a ‘Pepe’ de la mano mientras lucían su efigie en camisetas, máscaras y cascos amarillos.

“En Estados Unidos es un símbolo de odio, pero ahora está renaciendo en Hong Kong como símbolo de amor y libertad”, explicó una estudiante de 21 años, llamada Phoenix.

Pero hasta convertirse este verano (boreal) en el símbolo irreverente del movimiento prodemocracia de Hong Kong, el destino de Pepe fue mucho más funesto. Este personaje tolerante y pacífico, apareció en el 2005 en un cómic en línea y se volvió el símbolo de la extrema derecha durante la campaña presidencial estadounidense en el 2016. A tal punto que su creador, el autor estadounidense de libros infantiles Matt Furie había decidido ‘sacrificarla’ unos meses después dibujando a Pepe descansando en un ataúd abierto.

‘Pepe para el pueblo’

Pero en Hong Kong y en China, Pepe nunca tuvo el mismo significado e incluso es conocida como la ‘rana triste’.

La aplicación de teléfonos móviles WhatsApp la hizo especialmente popular a principios de año. Desde el comienzo de las primeras manifestaciones en junio, los jóvenes hongkoneses comenzaron a exhibirla en pegatinas y Pepe se convirtió rápidamente en una mascota.

“El creador de Pepe dijo que estaba muerta, pero ahora está viva de nuevo aquí”, dijo un diseñador gráfico, de 26 años, llamado Leung, que participaba en la cadena humana organizada en vísperas del 70.º aniversario de China popular.

En el día de esas celebraciones, Hong Kong sufrió la peor violencia en casi cuatro meses de movilización.

Los participantes en la reunión explicaron que el carácter excéntrico de la famosa rana daba un poco de ligereza en estos tiempos difíciles. "Como llevamos mascarillas puestas tenemos que expresar nuestros sentimientos de otra manera", explica Dennis, un estudiante de 26 años que creó una cuenta de Instagram alrededor de Pepe.

Para los hongkoneses, el aire rebelde de esta rana es un reflejo de la frustración que sienten contra el Gobierno local pro-Pekín. “Mi propia definición es que Pepe es para el pueblo, contrariamente a la Popo (la Policía) que no lo es”, afirma Dennis.

Por su parte, el creador Matt Furie se alegró del renacimiento positivo de su personaje. “¡Es una buena noticia!. Pepe, para el pueblo”, escribió en un email.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.