Interés Humano

Misterioso descubrimiento de 20 cadáveres en un bar en Sudáfrica

Los cadáveres de los jóvenes que celebraban el fin de sus exámenes, no presentaban heridas visibles

Los cadáveres de 20 jóvenes, sin heridas visibles, fueron hallados el domingo en un bar informal de un barrio marginal de la ciudad de East London en Sudáfrica, informó la policía local, que investiga las causas de los decesos.

Las víctimas fueron descubiertas en un bar informal del gueto de Scenery Park, en East London, en el sur del país, según un corresponsal de AFP presente en el lugar.

"Seguimos investigando las causas de estos decesos", afirmó un portavoz de la policía provincial, el general Thembinkosi Kinana.

El jefe policial señaló que las víctimas tenían entre 18 y 20 años.

Un primer balance brindado por Kinana había informado de 17 muertos.

"El número subió a 20, tres murieron en el hospital. Pero aún hay dos que están en estado crítico", dijo el jefe del departamento de seguridad provincial Weziwe Tikana-Gxothiwe a una televisión local.

Un responsable del departamento de Seguridad y Comunidad de la provincia de Cabo Oriental, Unathi Binqose, descartó la posibilidad de una estampida como causa de las muertes.

"Es difícil creer que es una estampida ya que no hay señales visibles de heridas en los muertos", dijo Binqose, contactado por teléfono desde el lugar de lo hechos.

El responsable afirmó que a su entender los clientes eran estudiantes "que celebraban una fiesta tras los exámenes escritos".

Según el diario local regional DispatchLive , los cuerpos yacían "desparramados sobre mesas, sillas y en el suelo, sin señales evidentes de heridas".

En las redes sociales, algunos usuarios mencionaron la posibilidad de una intoxicación por gas o de un envenenamiento colectivo.

Fotografías cuya autenticidad no pudo ser verificada mostraban cuerpos sin señales visibles de heridas desparramados en el suelo del lugar.

La televisión local difundió imágenes de policías tratando de calmar a una multitud concentrada afuera del bar en esta ciudad a orillas del océano Índico, a unos 700 kilómetros al sur de Johannesburgo.

"Es increíble, es incomprensible, perder así a veinte jóvenes", dijo conmocionado Oscar Mabuyane, jefe de gobierno de la provincia de Cabo Oriental, que acudió por la mañana al lugar de la tragedia, un sencillo edificio rodeado de casas individuales.

Muchos padres cuyos hijos no durmieron en casa llegaron al lugar y quisieron entrar al club para buscar a sus seres queridos, explicaron los policías.

En los townships de las grandes ciudades sudafricanas -- los barrios marginales que antes del fin del apartheid estaban reservados a los no blancos-- se permiten o toleran muchos establecimientos informales de consumo de alcohol, conocidos como “shebeens” o “tabernas”.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.