Interés Humano

Lo que sabemos del sistema de salud de Corea del Norte, ante brote de covid

Familias de pacientes deben comprar medicamentos en el mercado negro y los médicos se ven obligados a practicar cuidados clandestinos para ganarse la vida

Pionyang. Corea del Norte confirmó el viernes su primer fallecimiento por covid-19 y declaró que la “fiebre” se propagaba de forma “explosiva” en todo el país, que tiene uno de los peores sistemas de salud del mundo y una población no vacunada.

El sistema de salud es oficialmente uno de los peores del mundo, el número 193 sobre 195 países, según la encuesta de la universidad Johns Hopkins en el 2021. Según las autoridades, los cuidados de salud son gratuitos para todos, pero las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) afirmaron que la población debe desde hace tiempo pagar los servicios médicos esenciales, generalmente en cigarrillos o alcohol.

Familias de pacientes deben comprar medicamentos en el mercado negro y los médicos se ven obligados a practicar cuidados clandestinos para ganarse la vida, según Sokeel Park, del organismo Liberty in North Korea.

No hay hospitales con unidades de cuidados intensivos en zonas rurales o pequeñas ciudades, donde vive la mayoría de los 25 millones de norcoreanos, afirmó el investigador Choi Jung—hun, que antes de ser tránsfuga trabajó como médico en Corea del Norte.

Se sabe muy poco de la salud de la población, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró en el 2018 que las enfermedades no transmisibles como la diabetes son responsables del 84% de los fallecimientos en Corea del Norte.

Ahn Chan—il, un tránsfuga convertido en investigador, declaró que la mala salud, en especial debido a la malnutrición, convierten a Corea del Norte en muy vulnerable a la covid-19. “La mayoría de los norcoreanos sufre de malnutrición crónica”, reiteró Lina Yoon, investigadora para Human Rights Watch.

Corea del Norte cerró sus fronteras hace dos años, interrumpiendo sus intercambios comerciales, suspendiendo vuelos y ordenando disparar contra cualquier persona que atravesara ilegalmente la frontera desde China.

Pionyang dijo que eso le permitió mantener a raya al virus, pero no aprovechó para vacunar a su población. El año pasado rechazó una oferta de tres millones de dosis de vacuna china, al afirmar que debían darse a los “países que más lo necesitan”.

También rehusó la vacuna AstraZeneca propuesta en el marco del programa Covax de la OMS. Según la OMS, Corea del Norte y Eritrea son los únicos países que no lanzaron una campaña de vacunación.

Los medios estatales declararon esta semana que Corea del Norte había utilizado un “análisis de genes” para diagnosticar a los pacientes enfermos de covid, pero los expertos afirmaron que las capacidades de test del país son muy limitadas.

El país tampoco dispone de centros de cuarentena, ni de material para almacenar en frío vacunas ARNm. El precario sistema de salud norcoreano impediría tratar a las personas que sufren efectos secundarios de las vacunas, lo que podría explicar el rechazo a la donación de vacunas, según los expertos. Se piensa además que la malnutrición afecta la calidad de la respuesta inmunitaria de un individuo a la vacunación.

China, Corea del Sur y la OMS ofrecieron inmediatamente su apoyo. El nuevo gobierno de Seúl se declaró dispuesto a enviar vacunas. Pero el régimen de Kim Jong Un, que llevó a cabo disparos de ensayo de tres misiles balísticos prohibidos horas después del anuncio de los primeros casos de covid, no parece desear ayuda internacional.

Los expertos opinan, no obstante, que no le quedará otra opción que aceptar esa ayuda. Además, al anunciar públicamente en los medios internacionales que se enfrenta a una masiva epidemia, el régimen envía “un mensaje indirecto según el cual en el futuro podría pedir una ayuda en materia de vacunas a Estados Unidos o a organizaciones internacionales” según Yang Moo—jin, profesor en la universidad de estudios norcoreanos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.