Interés Humano

Reino Unido será primer país en usar píldora contra la covid-19 de Merck

‘Esto cambiará la situación para los más vulnerables y los inmunodeprimidos, que pronto podrán recibir el revolucionario tratamiento’, afirmó el ministro de Salud Sajid Javid

Londres. El Reino Unido anunció este jueves que es el primer país del mundo en autorizar el molnupiravir, el tratamiento en comprimidos contra la covid-19 elaborado por el laboratorio estadounidense Merck.

“Hoy es un día histórico para nuestro país, porque el Reino Unido es ahora el primer país del mundo en aprobar un antiviral contra la covid-19 que puede tomarse en casa”, declaró el ministro de Salud Sajid Javid en un comunicado. “Esto cambiará la situación para los más vulnerables y los inmunodeprimidos, que pronto podrán recibir el revolucionario tratamiento”, agregó.

El molnupiravir fue autorizado por el regulador británico, la MHRA, para las personas que sufren un coronavirus ligero o moderado y presentan al menos un factor de riesgo de desarrollar la enfermedad de manera grave (obesidad, edad superior a 60 años, diabetes o enfermedades cardiacas).

Los antivirales, como el molnupiravir, actúan reduciendo la capacidad de reproducción del virus, frenando así la enfermedad. El uso de este fármaco puede ser doble: tanto para evitar que los infectados sufran síntomas graves, como para evitar que los que han estado en contacto estrecho desarrollen la enfermedad.

Si se administra a pacientes en los días posteriores a un test de diagnóstico positivo reduce en un 50% las posibilidades de hospitalización, según un ensayo clínico realizado por Merck.

El gobierno británico registra uno de los balances más graves del mundo en contagios por covid-19 y anunció en octubre que había encargado 480.000 tratamientos de molnupiravir.

El Reino Unido contabiliza más de 140.000 fallecidos por coronavirus y registra actualmente un aumento de los casos, con unas 1.000 hospitalizaciones al día. Aunque estas cifras son menores a las contabilizadas en los momentos más álgidos de la pandemia, las autoridades temen que la situación sanitaria empeore con la llegada del invierno.

Las autoridades reguladoras de medicamentos en Estados Unidos y la Unión Europea ya empezaron una evaluación de este medicamento.

Merck ya comenzó la producción a gran escala de molnupiravir y tiene previsto fabricar las dosis necesarias para 10 millones de tratamientos antes de fin de año. Además, el grupo ya llegó a acuerdos con algunos gobiernos, entre ellos Estados Unidos (1,7 millones de tratamientos) y Francia (50.000 dosis). Su precio es elevado, el pedido realizado por Estados Unidos asciende a $700 por dosis.