Conflictos

Periodista de ‘Al Jazeera’ muere durante operativo israelí en Cisjordania

Shireen Abu Akleh recibió disparos de bala este miércoles cuando cubría una incursión del Ejército israelí en el campo de refugiados de Yenín

Yenín. La periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh, una de las estrellas de la cadena Al Jazeera, murió por disparos de bala este miércoles cuando cubría una incursión del Ejército israelí en el campo de refugiados de Yenín, en Cisjordania ocupada.

El canal catarí dijo que la reportera, una palestina cristiana de 51 años, fue asesinada “deliberadamente” y “a sangre fría” por las fuerzas israelíes. De su lado, el primer ministro de ese país, Naftali Bennett, afirmó que “probablemente” murió por disparos palestinos. Un fotógrafo de AFP en el lugar confirmó que Abu Akleh vestía chaleco de prensa cuando recibió el disparo. 

El fotógrafo señaló que las fuerzas israelíes disparaban en la zona y que vio el cuerpo de la reportera de Al Jazeera en el suelo. No había palestinos armados en la zona, agregó. El Ejército israelí confirmó que realizó un operativo la mañana del miércoles en el campo de refugiados de Yenín, un bastión de grupos armados palestinos en el norte de Cisjordania ocupada, pero negó haber disparado a periodistas.

Otro periodista de Al Jazeera, el productor Ali Al Samudi, resultó herido en el mismo incidente y acusó al Ejército israelí de haber abierto fuego hacia los periodistas. “Estábamos yendo a cubrir la operación del ejército cuando abrieron fuego hacia nosotros [...]. A mí me alcanzó una bala. La segunda le alcanzó a Shireen”, declaró.

Shireen Abu Akleh “se giró, en pánico” cuando su colega Al Samoudi recibió un balazo y luego ella fue alcanzada por una bala, por detrás de la cabeza, indicó Majid Awais, un testigo de lo ocurrido.

El Ejército aseguró que hubo un intercambio de tiros entre sospechosos y las fuerzas de seguridad, y que está “investigando el hecho y viendo la posibilidad de que los periodistas fueran atacados por palestinos armados”.

“(El ejército) por supuesto que no ataca a periodistas”, afirmó un cargo militar israelí. Al Jazeera pidió a la comunidad internacional responsabilizar a Israel por la muerte “intencional” de la periodista. “En un asesinato flagrante que viola las leyes y normas internacionales, las fuerzas de ocupación israelíes asesinaron a sangre fría a la corresponsal de Al Jazeera” en los territorios palestinos, aseguró la televisión.

El ministro de Relaciones Exteriores de Catar, Lolwah Al Khater, expresó en Twitter que la corresponsal recibió un disparo “en la cara” y calificó al acto de “terrorismo de Estado israelí”. La oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se declaró “consternada” y exigió una investigación “independiente y transparente de[l] asesinato” de la periodista, pidiendo que “cese la impunidad. “Nuestros servicios están sobre el terreno para verificar los hechos”, señaló la oficina.

Estados Unidos también reclamó una investigación “transparente” de los hechos, como también hizo la Unión Europea. El embajador estadounidense en Israel, Tom Nides, tuiteó que estaba “muy entristecido por la muerte de la periodista estadounidense y palestina Shireen Abu Akleh” y pidió “una investigación completa sobre las circunstancias de su muerte”. 

En la misma línea se expresaron la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, que pidió una “investigación profunda”. La Asociación de Reporteros de la Prensa Extranjera en Israel y en los Territorios Palestinos (FPA), se declaró “horrorizada y conmocionada” por la muerte a balazos de la periodista y, como también hizo el Comité para la Protección de los Periodistas, demandó una investigación “rápida y transparente”.

Israel propuso a los palestinos una “investigación conjunta” de la muerte de la periodista, declaró su ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, pero el gobierno palestino pidió una “investigación internacional”, dijo su vocero, Ibrahim Melhem. A media jornada, palestinos colocaban flores junto a la ruta al paso del vehículo que transportaba el cuerpo de Abu Akleh en el norte de Cisjordania, constató un periodista de AFP.

La muerte de Abu Akleh se produce además en un momento de creciente tensión entre israelíes y palestinos, un año después de la última guerra de Gaza entre Israel y el movimiento islamista Hamás, que gobierna en el enclave palestino sometido al bloqueo israelí. Una serie de incidentes violentos ha hecho temer una nueva escalada militar. 

Desde el 22 de marzo, Israel ha sido el objetivo de una serie de ataques que han causado la muerte de al menos 18 personas. Tras estos ataques anti-israelíes, 31 palestinos, incluyendo a los autores de esos hechos y un joven de 18 años este miércoles cerca de Ramala, murieron a manos de fuerzas israelíes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.