Conflictos

Pareja británica recibe a ucraniana y 10 días después él deja a su familia para irse con la joven

Tony Garnett, un guarda de seguridad de 29 años y padre de dos hijos, sintió que no podía separarse de la extranjera y decidió comenzar una nueva relación con ella

En Reino Unido, el guarda de seguridad Tony Garnett dejó a su familia por una refugiada ucraniana que acababa de conocer. El New York Post reportó que el británico tenía una relación de 10 años y decidió irse con una joven que había estado viviendo en su casa, en la ciudad de Bradford, West Yorkshire, Inglaterra, por solo 10 días.

Garnett, de 29 años y padre de dos hijos, aseguró que con Sofia Karkadym, de 22, tuvo amor a primera vista. “Estamos planeando el resto de nuestra vida juntos”.

Por su parte, Karkadym dijo a The Sun que “tan pronto como lo vi, me gustó”. “Ha sido muy rápido, pero esta es nuestra historia de amor. Sé que la gente pensará mal de mí, pero sucede. Pude ver lo infeliz que estaba Tony”, manifestó.

Karkadym, originaria de la ciudad de Lviv, en el este de Ucrania, vivió con Garnett y su novia Lorna a principios de mayo, después de que él la conociera por medio de Facebook. “Lamentamos el dolor que hemos causado, pero descubrí una conexión con Sofía como nunca antes”, afirmó Garnett.

La relación comenzó a desmoronarse desde el momento en que Karkadym se quedó y Lorna comenzó a ponerse “muy celosa”, dijo Garnett. “El ambiente se estaba poniendo muy tenso y Sofía me dijo que no sabía si podría seguir viviendo con nosotros en estas circunstancias”, detalló.

Agregó que “era obvio desde el principio que Sofía y yo hicimos clic. Hablo un poco de eslovaco y no es diferente al ucraniano, así que pude hacerme entender en su idioma”.

Tony dijo que su novia “estaba teniendo grandes discusiones con Sofía, preguntándole por qué estaba conmigo todo el tiempo y ‘¿por qué lo sigues?’. El ambiente se estaba poniendo muy mal y Sofía me dijo que no sabía si podría seguir viviendo con nosotros en estas circunstancias”.

En medio de lo sucedido, Lorna le dijo a Tony que debería decidir y él lo hizo. “Le dije a Lorna: ‘Si ella se va, yo me voy’. Sabía que no podía renunciar a ella y, de repente, parecía una obviedad.

“Empacamos y nos mudamos a la casa de mis padres”, dijo Garnett, quien agregó que ya comenzaron a buscar apartamento. Una persona cercana a Lorna indicó que estaba “devastada”.

Tony explicó a The Sun que su idea de ayudar a refugiados inició “con un simple deseo mío de hacer lo correcto y poner un techo sobre la cabeza de alguien necesitado, un hombre o una mujer (...). Quería hacer lo correcto y ella resultó ser la primera persona en ponerse en contacto después de que me uní a los grupos de Facebook para personas dispuestas a albergar refugiados”.

“Mi abuelo huyó de Rusia para comenzar una nueva vida en el Reino Unido hace 60 años y sin la ayuda de otros nunca hubiera logrado comenzar una nueva vida (...). Si nos invadieran, esperaríamos que el resto del mundo interviniera para ayudarnos. Eso es todo lo que quería hacer, pero las cosas han dado un giro inesperado”, aseveró el hombre.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.