Política Económica

Técnicos ganan salarios 36% más altos que los graduados de secundaria

Informe del Banco Mundial determinó que en Costa Rica, al igual que en el resto de Latinoamérica, el fortalecimiento de esta área educativa favorecería el empleo y la recuperación económica

El salario de un estudiante graduado de un programa técnico en Costa Rica puede ser 36% mayor, en promedio, que el de alguien que finaliza la secundaria sin ninguna preparación universitaria. En el ámbito latinoamericano, esta diferencia puede ser hasta del 60%.

A esa conclusión llega el Banco Mundial en el informe La vía rápida hacia nuevas competencias: programas cortos de educación superior de América Latina y el Caribe publicado, este miércoles 29 de setiembre.

El estudio del organismo multilateral comparó remuneraciones para destacar la relevancia de los programas técnicos denominados de ciclo corto, es decir, aquellos diseñados para proporcionar a los estudiantes conocimientos, habilidades y competencias profesionales; orientados a ocupaciones específicas; más prácticos y menos teóricos que los programas universitarios.

El objetivo principal de estos cursos es preparar a las personas para la inserción en el mercado laboral. Entonces, se comparó este tipo de programas con los graduados de secundaria normal que no cursaron una enseñanza universitaria, como en el ejemplo costarricense.

El Banco Mundial encontró diferencias aún más elevadas a la tica. En México la disparidad en la remuneración de un graduado técnico y de uno de secundaria es del 44%; en Chile, del 48%; en Bolivia, del 100%; y en El Salvador, del 110%, según el informe.

Adicionalmente, el informe analizó los beneficios salariales de un graduado de un programa técnico respecto a un estudiante universitario que no finalizó su carrera. En este caso, el trabajador técnico ganará, en promedio, 25% más en comparación con la persona que abandonó la universidad.

El estudio destacó que las carreras técnicas puedan dar un impulso al empleo y favorecer la recuperación económica en los países de América Latina.

“La pandemia de covid-19 provocó una crisis sin precedente (…) que empujó a millones de personas a la pobreza. Las carreras técnicas superiores pueden desempeñar un rol importante en la recuperación al ayudar a superar la crisis de empleo y preparar a los individuos para el mundo del trabajo de hoy”, dijo Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe.

“En ese contexto, los países de la región deben promover el potencial transformador de las carreras técnicas”, destacó el vocero del Banco Mundial.

En Costa Rica, la educación técnica se imparte a varios niveles. Desde colegios especializados, el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), centros académicos privados y en universidades.

Un reciente estudio elaborado por el Instituto de Investigación en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (UCR), a petición de la Comisión Nacional de Préstamos para la Educación (Conape), determino que la demanda futura de profesionales en Costa Rica se mueve hacia los sectores STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics; en español, ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

El estudio del Banco Mundial también encontró que los estudiantes de carreras técnicas obtienen buenos resultados en términos de empleo, pues están entre los profesionales más buscados por las empresas. Incluso tienen una tasa de empleo formal más elevada. En promedio, el 82% de los empleados con habilidades técnicas tienen trabajo en Latinoamérica, frente al 67% de los universitarios con estudios incompletos.

“Los programas técnicos tienen importantes ventajas, entre ellas que los proveedores tienen la capacidad de reaccionar de manera rápida y flexible a las necesidades del mercado laboral“, dijo María Marta Ferreyra, economista sénior del Banco Mundial y una de las autoras del informe.

Ferreyra agregó que también tienen una relación fluida con el sector privado, pues en los centros donde se imparte la especialización técnica a menudo asisten los estudiantes en sus búsquedas de trabajo.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.