AFP . 21 noviembre
El primer ministro canadiense Justin Trudeau habla durante una sesión informativa sobre la pandemia covid-19 desde Rideau Cottage en Ottawa el 20 de noviembre de 2020- Fotografía: AFP.
El primer ministro canadiense Justin Trudeau habla durante una sesión informativa sobre la pandemia covid-19 desde Rideau Cottage en Ottawa el 20 de noviembre de 2020- Fotografía: AFP.

El Reino Unido y Canadá cerraron este sábado un acuerdo comercial posbrexit provisional que mantendrá, a partir del 1.° de enero de 2021, la misma relación bilateral que tenían mientras Londres se beneficiaba de ser miembro de la Unión Europea (UE), indicó el ministerio de Comercio internacional británico.

“Durante una videollamada hoy, el primer ministro Boris Johnson y el primer ministro canadiense Justin Trudeau, junto a la ministra de Comercio internacional Liz Truss y su homólogo canadiense Mary Ng, pactaron un acuerdo de principio que prolonga el convenio comercial actual entre la UE y Canadá”, indicó el ministerio británico.

“El acuerdo reafirma el intercambio comercial de un valor de 20.000 millones de libras ($26.000 millones) y garantiza la seguridad de miles de empleos”, aseguró la ministra Liz Truss, que recordó los lazos históricos y culturales entre el Reino Unido y sus “amigos y aliados de Canadá”.

“Es un acuerdo fantástico para el Reino Unido, que garantiza el comercio transatlántico con uno de nuestros aliados más cercanos”, señaló por su parte Boris Johnson, quien dijo esperar que ello “refuerce” las exportaciones británicas hacia Canadá.

El texto, no firmado aún oficialmente, será sin embargo provisional, ya que ambas partes prevén negociaciones el año que viene para “concluir un nuevo acuerdo más ambicioso”, indicó la ministra británica.

Ese acuerdo “personalizado” permitirá, según el comunicado, ir más allá “en los sectores como el comercio digital, el medio ambiente y la valorización económica de las mujeres”.

Por lo pronto, las empresas británicas escapan con este acuerdo provisional a unos aranceles de entrada en el mercado canadiense que hubieran significado 42 millones de libras ($55 millones), según el ministerio de Comercio Internacional.

El Reino Unido y la Unión Europea siguen atascados en su negociación posbrexit. Un acuerdo entre ambas partes debe ser sellado y ratificado antes del 31 de diciembre.