Política Económica

Competencia perfecta: Con las políticas sanitarias no se debería jugar

En medio de la crisis sanitaria, políticos populistas e inescrupulosos y sobre todo voces interesadas, en lo individual y lo económico, instrumentalizaron la lucha en contra de la respuesta pandémica con fines electorales y gremiales

Hasta no hace mucho, en nuestras complejas sociedades democráticas existía un cierto acuerdo tácito en torno a que las políticas públicas en ciertos campos –entre ellos, evidentemente, el sanitario– deberían estar basadas en evidencia científica y en información real –no en creencias o prejuicios– y, sobre todo, atender en primer lugar al objetivo de procurar bienestar colectivo, por encima del particular, lo que podría conllevar incluso justificados “sacrificios” en términos de ciertas libertades individuales.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.