Política Económica

Columna Clave Fiscal: Régimen de Zonas Francas

Las empresas deben cumplir con normativa aduanera, hacendaria y tributaria para ingresar en ese esquema.

El Régimen de Zonas Francas es el conjunto de incentivos y beneficios que el Estado otorga a las empresas que realicen inversión directa en el país con fines especialmente de exportación, siempre y cuando cumplan los requisitos y las obligaciones establecidas en las leyes y sus reglamentos.

La empresa interesada en recibir estos incentivos debe gestionar el ingreso al régimen ante la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) y cumplir con la normativa aduanera y tributaria que le asiste como auxiliar de la función pública aduanera y contribuyente de la Administración Aduanera, Hacendaria y Tributaria.

El Ministerio de Hacienda ha elaborado una lista de las principales obligaciones que deben cumplir los beneficiarios del Régimen de Zonas Francas con las direcciones de Aduanas, Hacienda y Tributación.

Los deberes ante la Dirección General de Hacienda se refieren a utilizar los vehículos y las unidades de transporte exclusivamente para las labores relacionadas con la actividad de la empresa beneficiaria; rotular esos vehículos y unidades de transporte con un distintivo permanente y visible que incluya la leyenda “Uso exclusivo de zona franca”; portar las placas de registro especial otorgadas por el Registro Nacional; inscribir a los conductores de esos vehículos como personas autorizadas por la empresa y llevar un registro actualizado de ellos.

Ante la Dirección General de Tributación los deberes son emitir comprobantes electrónicos, cumplir con la presentación de declaraciones tributarias y pagar los impuestos cuando el porcentaje de exención sea menor al 100%.

Ante el Servicio Nacional de Aduanas los deberes son inscribir los vehículos y unidades de transporte; colaborar con la aduana en el control de salidas de mercancías del régimen; evitar el vencimiento de plazos de salida de mercancías; someterse al control aduanero en el momento en que se realicen auditorías o inspecciones; y mantener actualizados los datos relativos a direcciones de instalaciones físicas, nombres del personal de la empresa (incluyendo representantes legales), vehículos autorizados y unidades de transporte.

Toda modificación de las condiciones iniciales con las que fue autorizada la empresa de zona franca debe solicitarse o comunicarse de previo ante la Gerencia de Regímenes Especiales de Procomer.

rgonzalez@roblesoreamuno.com