Óscar Rodríguez. 15 septiembre
La pandemia llevó la desocupación comercial al 11,7% en la GAM, en el primer semestre del año, casi tres puntos más comparado con el mismo periodo del 2019, según Colliers. Foto: Jeffrey Zamora.
La pandemia llevó la desocupación comercial al 11,7% en la GAM, en el primer semestre del año, casi tres puntos más comparado con el mismo periodo del 2019, según Colliers. Foto: Jeffrey Zamora.

El mercado inmobiliario para los segmentos comercial y de oficinas enfrenta una sobreoferta de espacios disponibles a raíz de nuevas construcciones, reducción en la demanda y la salida de inquilinos como consecuencia de la crisis sanitaria.

Ambos sectores sufrieron, durante el primer semestre de este año, un incremento en el inventario de metros cuadrados por la incorporación de nuevos inmuebles; pero también un alza en la tasa de desocupación, según Colliers Internacional, firma especializada en servicios inmobiliarios.

Dicha situación también provocó una disminución en el costo de los alquileres, en especial, en el segmento comercial.

Precisamente en esta área, en los primeros seis meses del año, el inventario total fue de 1,18 millones de metros cuadrados (m²), lo cual significó un aumento de 1,5%, respecto al mismo periodo del 2019. Esta categoría incluye tanto centros comerciales como plazas.

Al primer semestre de este año, la tasa de disponibilidad, es decir, el espacio desocupado, se ubicó en 11,7% del total, lo cual significó un alza de casi tres puntos porcentuales, respecto al 8,9% el año pasado, de acuerdo con Colliers.

La información de la firma especializada señala que la tasa de disponibilidad sana es del 10%.

“Un gran porcentaje de los locales en centros comerciales ha tenido que cerrar debido a la crisis económica provocada por el coronavirus y las restricciones sanitarias”, dijo Pablo Fernández, gerente general en el país de esta firma especializada.

El análisis de Colliers muestra que, prácticamente en todos los centros comerciales de la Gran Área Metropolitana (GAM), hubo una reducción en el costo promedio del metro cuadrado de alquiler, pues al primer semestre de este año se ubicó en $17,9, en comparación con los $18,5 del mismo periodo del año anterior.

Los datos muestran que solo en el sector de Heredia se percibió en los primeros seis meses del año un leve incremento en el costo de alquiler del metro cuadrado. El precio de arrendamiento era de $17,3 lo cual es $0,2 más respecto al año pasado.

En el resto de la GAM, la reducción internanual fue de entre $0,5 y hasta $1,5 el costo del metro cuadrado.

“Se han hecho rebajas considerables para apoyar a los arrendatarios, para que no salgan ni dejen los locales. Las cuotas de alquiler sí se han negociado”, dijo Julieta Bonilla, vocera del Grupo Ceco, que aglutina a los principales centros comerciales de la GAM.

Bonilla destacó que, para el próximo año, es muy probable que tanto el propietario del inmueble como el arrendatario deban sentarse a renegociar los costos.

Durante el primer semestre del año se incorporaron al segmento comercial 12 nuevos inmuebles entre plazas y centros comerciales, la mayoría en el sector este de San José.

Además, aún hay en construcción casi 19.000 m² de nuevas áreas comerciales en la Gran Área Metropolitana, según Collliers.

Mercado de oficinas

En el mercado inmobiliario de oficinas también ocurrió un incremento del inventario que se ubicó en 1,14 millones de m², al primer semestre, es decir, un incremento de 2,17 respecto al mismo periodo del 2019.

Según Colliers, en el segmento de oficinas A+ y A hay una sobreoferta debido a la entrada en funcionamiento de nuevos proyectos, con una tendencia a los desarrollos de uso mixto: vivienda y oficinas.

La categoría A+ y A es el segmento premium por su diseño, acabados y uso de tecnología.

En el caso de la desocupación, la tasa general fue de 9,14% en los primeros seis meses del año, en comparación con los 8,40%, en el mismo periodo del 2019.

Sin embargo, cuando se desagrega por sectores de la GAM, dicha tasa sube hasta casi el 25% en Cartago o el 16% en Heredia.

Para el segmento de oficinas la empresa no brinda datos de costos. Pero, especialista en esta área sí reportan bajas.

Diego Simón, director administrativo de Inhaus Bienes Raíces, destacó que el incremento del teletrabajo, a raíz de la pandemia, impulsó la salida de inquilinos de algunos edificios.

Simón destacó que este fenómeno ocurre desde hace varios años en multinacionales; pero este año se aceleró por la crisis sanitaria.

“Los clientes que tenemos, tanto desarrolladores o dueños de locales, si antes estaban dispuestos a alquilar en $20 el metro cuadrado de oficina, lo ha ido bajando incluso hasta $17 cuando se cierra un contrato”, comentó Simón.

En tanto, Justin Stein, de InmoInfo, destacó que la sobreoferta ocurre por la incorporación de nuevas construcciones.

“La pandemia ha provocado una reciente y rápida reducción de la demanda, pero la tendencia se inició con los efectos económicos de la reforma fiscal”, destacó Stein, cuya empresa es proveedora de información de bienes raíces.

Colliers registró, al primer semestre de este año, la incorporación de 13 nuevos edificios.

El reporte de esta firma apunta a que todavía están en proceso de construcción 143.000 m² en espacios de oficina, que se sumarán a la oferta actual.