Negocios

La ‘economía del fútbol’ también celebra con la clasificación de la Selección a Qatar 2022

Las justas mundialistas generan gran euforia entre los aficionados al fútbol, que aumentan su consumo en algunos sectores comerciales en el marco del disfrute del deporte

Imagine: es el miércoles 23 de noviembre del 2022 y son las 10 de la mañana. Costa Rica debuta contra España en el Mundial de Qatar 2022. Miles de ticos están frente a televisores, en sus casas o en bares, muchos con pantallas nuevas, alimentos, bebidas y con la camiseta de la Selección Nacional. Se han preparado durante semanas e incluso se endeudaron pensando en que faltan pocos días para el pago del aguinaldo.

¿Cuánto dinero moverá en el país esta clasificación a la Copa del Mundo? Más de $18 millones, calcula el especialista de Mercadeo en Contextos Deportivos y docente de la Escuela de Administración de Negocios de la Universidad de Costa Rica (UCR), Francisco Navarro Picado.

De ese monto, la mitad, $9 millones, es el premio que tiene asegurada la Federación Costarricense de Fútbol (y los equipos y ligas de fútbol) por participar en la primera ronda mundialista. Esa cifra podría contar incluso como inversión extranjera directa, pues se redireccionaría a gastos propios de la industria futbolística, la mayoría a lo interno del país.

Pero, los $9 millones podrían subir en otros $3,4 millones que recibirían los diferentes equipos de fútbol por prestar a 17 jugadores ($200.000 por cada uno), lo cual, totalizaría $12,4 millones para el fútbol. Eso, sin contar si la Selección avanza a segunda ronda tras enfrentarse también a Japón y Alemania.

Sin duda, la clasificación a Qatar 2022 promete convertirse en un dinamizador de la economía, sobre todo en un país caracterizado por su gran afición al balompié. Por ello, luego de dos años convulsos para los negocios, los comerciantes, así como varios subsectores dentro de los servicios, esperan con optimismo la reactivación que acarrearía el triunfo en repechaje contra Nueva Zelanda.

No es para menos. Los números demuestran que las justas futbolísticas con grandes selecciones nacionales a la cabeza provocan gran euforia en los consumidores, que aumentan sus compras en supermercados, centros comerciales, bares y restaurantes con tal de observar los juegos en un buen ambiente. También se ven beneficiadas otras actividades como la publicidad e incluso las aplicaciones de envío de alimentos y bebidas.

Así, la clasificación a Qatar 2022 podría beneficiar al país desde tres aristas, detalla Navarro Picado:

1. Las industrias ligadas al primer equipo masculino, con todo lo relacionado con partidos amistosos como la venta de entradas, mercadería, derechos de transmisión, entre otros.

2. El patrocinio y los productos que ofrecen los patrocinadores.

3. El encadenamiento económico que generan los “microeventos”, es decir, los partidos desde la casa de familiares o amigos, en bares o restaurantes, comprar artículos para disfrutar de los juegos y todos los gastos que eso implica.

Estimaciones de la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR) muestran que el efecto que podría tener la mayor jornada futbolística del 2022 es de hasta ¢3.360 millones para el sector comercial.

De acuerdo con esta agrupación empresarial, en mundiales anteriores el sector de restaurantes y bares reporta incrementos de entre 15% y 20% en sus ventas, mientras que la comercialización de cerveza muestra aumentos de hasta 5%. Asimismo, las compras en los supermercados suben alrededor de 20% mientras que las ventas de pantallas de televisión tienen crecimientos de entre 30% y 50% durante el periodo de las justas.

La evidencia también se halla en la recaudación de impuestos. Según datos del Ministerio de Hacienda citados por La Nación para el Mundial de Brasil 2014, la facturación de los tributos por importación de pantallas de televisión se disparó justo un mes antes de comenzar el torneo y durante la cita. En mayo, la recaudación tuvo un crecimiento de 127% con respecto al mismo periodo del 2013; en junio, este porcentaje fue del 55%.

Aunque los comercios esperan que un mundial de fútbol los beneficie con o sin Sele en la cancha – y se preparan concienzudamente con ese objetivo–, lo cierto es que el pase de Costa Rica a Qatar es un estímulo extra, que se suma, en esta ocasión, a una coyuntura especial: el Mundial será en los últimos dos meses del año, una época ya de por sí de gran apogeo comercial y de aguinaldo.

Luis Diego Argüello, gerente de Mercadeo del centro comercial Oxígeno (Heredia), explicó que el establecimiento definió su estrategia para el Mundial de Qatar 2022 de forma independiente a la clasificación de la Selección, pues igualmente buscarían atraer a los aficionados al fútbol con la instalación de sus “estadios mundialistas”. Pero con Costa Rica incluida en las justas, la expectativa de visitantes es aún mayor.

“Vamos a hacer que el Mundial se pueda disfrutar de manera especial en Oxígeno. El Mundial nos beneficia por la euforia y la emotividad que puede generar en el consumidor; podría llegar en un momento clave porque además estaríamos en los mejores meses del año comercialmente hablando (noviembre y diciembre)”, comentó Argüello.

Otros centros comerciales como Multiplaza Escazú, Multicentro (Desamparados) y City Mall (Alajuela) también recurren a la instalación de espacios dedicados al disfrute de los juegos de la Selección Nacional. Este 14 de junio, mantuvieron estadios mundialistas con pantallas gigantes para la atracción de la audiencia, por ejemplo.

Por otro lado, datos de Kantar Ibope Media, compañía que analiza tendencias de consumo, señalan que la popularidad de las copas mundiales de fútbol es aprovechada por las marcas. Durante el Mundial Rusia 2018, las categorías con mayor inversión publicitaria en Costa Rica fueron las operadoras de telefonía móvil (27%), seguidas de las compañías de televisión por cable (14%), las cuentas de ahorro (7%) y las campañas de azar (5%).

Asimismo, otro de los sectores beneficiados son los de servicios de televisión por cable o streaming que mantienen canales con los derechos para transmitir los partidos mundialistas y que, además, ofrecen contenidos de análisis futbolístico.

“Históricamente, nuestra base de suscriptores se mantiene expectante de esta fecha y también existen nuevos usuarios que desean conectarse a los servicios para poder ver el mundial. Sobre todo, en alta definición, así como en DTH, donde podemos ofrecer estos servicios en zonas rurales o donde no existen redes fijas”, comentó Julio Sosa, vocero de Tigo.

Sosa aseguró que los pequeños y medianos negocios están entrando de nuevo en operaciones, reactivando sus servicios de TV e Internet, por lo que, en la medida que la justa mundialista se acerque, esperan que la demanda de nuevos suscriptores vaya en aumento.

En el proveedor de servicios de Internet y TV, Liberty (antes Cabletica), aseguraron que desde hace varios años los mundiales no se consumen únicamente por televisión fija (por cable o pantalla, en casa), pues se convirtió en parte de los contenidos que la audiencia obtiene por medio de dispositivos móviles, por lo que además de cable el cliente también demanda servicios streaming y diferentes plataformas.

Como parte de las celebraciones futbolísticas, los ticos también utilizan servicios de delivery que generan diferentes ofertas durante fechas especiales y encadenan al cliente con comercios de alimentación y bebidas. En el caso de Uber y Didi, por ejemplo, habilitaron una serie de promociones en el marco del juego de la Sele de este 14 de junio, como lo han hecho en ocasiones anteriores.

Según la información brindada por Uber, en las fechas en que juega la Selección Nacional de Fútbol han observado tendencias marcadas en consumo. Por ejemplo, para el partido eliminatorio de Costa Rica vs Estados Unidos, el 4 de abril de 2022, los pedidos más frecuentes de los usuarios de la app fueron hamburguesas, pollo frito, y pizza, así como cervezas y snacks salados.

Precisamente, el especialista en mercadeo, Francisco Navarro, dice que el Mundial de Brasil 2014 tuvo un impacto en el descenso del desempleo en varios países. “Los resultados de un estudio internacional fueron reveladores: la fiebre mundialista redujo, en promedio, un 5 % el desempleo en los países analizados durante la competición”.

¿Por qué impulsan tanto al consumo los buenos resultados que puede tener la Selección Nacional? Navarro asegura que hay dos explicaciones desde la teoría: “la primera es que la identidad nacional se ve potenciada por medio del fútbol, o sea, el sentir que formamos parte de un colectivo que tiene un deseo común: el triunfo de Costa Rica en los partidos que enfrente. Es tan poderoso este sentimiento, que lleva a la gente a adoptar actitudes y hasta sacrificios económicos para disfrutarlo de la mejor forma posible.

“El segundo tiene relación con un comportamiento social: la norma. Si la vecina o el compañero de trabajo gastan en un televisor, una transmisión HD o el uniforme oficial para ver los partidos, una persona verá como “normal” el hacer lo mismo. Es una especie de acción en cadena”, agregó.

Colaboró el periodista Esteban Ramírez

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.