Negocios

Infinity Esports nació de unos amigos aficionados a los videojuegos y ahora avanza hacia las grande ligas

La firma costarricense Infinity Esports es el actual campeón latinoamericano de League of Legends, pero también cosecha logros en otras arenas, recientemente formó un conglomerado con el cual busca llegar a la bolsa de Toronto

Infinity Esports pasó de ser un grupo de amigos que jugaban videojuegos a una empresa costarricense que formó el holding Infinity Gaming Media (IGM) junto a las firmas Ignite y Effects Films, y ahora aspira a cotizar sus acciones en la bolsa de valores de Toronto, Canadá. “Estamos muy contentos con toda esta evolución del negocio y a la expectativa de lo que va a ser la salida a la bolsa en el segundo semestre (de este 2022)”, dijo Diego Foresi, director de Infinity Esports.

La firma es el actual bicampeón latinoamericano de League of Legends (LoL), uno de los juegos más popular del mundo, desarrollado por Riot Games y que solo en octubre pasado reportó 80 millones de jugadores conectados en todo el mundo, según datos de su propio creador. Además, Infinity es el único equipo de esports en firmar una alianza de patrocinio con TikTok en América Latina, y en su portafolio cuenta con el auspicio de Office Depot, Kappa, BMW y Tigo, solo por citar algunos nombres.

Así, Infinity muestra a las empresas y aficionados costarricenses el camino hacia las grandes ligas y revela el potencial local de la industria del videojuego.

La empresa fue fundada en el 2009 por Paul Venegas como un equipo de cinco amigos que se juntaron para jugar videojuegos, empezaron a competir y tuvieron una trayectoria amateur prácticamente por cuatro años. “En ese tiempo Paul, que actualmente es socio de Infinity, tuvo un accidente y los juegos se transformaron, en ese momento, en su única conexión social”, relató Diego Foresi.

En el 2016, la marca empezó a participar en League of Legends y logró clasificar a la liga más importante en ese momento que era la liga norte de LoL. En ese momento, el equipo se tuvo que mudar a México. Es ahí cuando comenzó a profesionalizarse y a tener patrocinadores, junto a la necesidad de tener un plan de negocios para afrontar todo lo que implicaba una mudanza, en aquel momento, de Costa Rica a México.

En el año 2018 se anuncia que la liga norte se va a unificar con la liga sur para formar una liga latinoamericana, con lo cual el organizador del torneo invita a todos los equipos —que participaron en ambas ligas y también a los que no formaron parte de ellas— a presentar un plan de negocio para poder seleccionar a los ocho que iban a participar en esta primera liga latinoamericana unificada.

“En ese momento Paul se acerca a otro de mis socios, Nicolás (Lescano), para pedir asesoramiento, para preparar este plan de negocio y ver de alguna manera la factibilidad de poder llevar este equipo de amigos a un plano más profesional. Ahí es cuando entramos nosotros como grupo inversor (Nicolás Lescano, Damián Szafirsztein y Diego Foresi)”, detalló el Director de Infinity.

En medio de esa consultoría ganaron uno de los ocho cupos, con la fortuna de que el equipo quedó campeón latinoamericano por primera vez y participó en el mundial de LoL de Corea de 2018, y en palabras del ejecutivo, “logrando lo que fue la mejor participación, hasta la fecha, de un equipo latinoamericano en un mundial de videojuegos de League of Legends”.

Foresi viajó por Asia y Europa para entender cómo era la industria de los videojuegos fuera de América Latina y se encontró con un “potencial enorme”, por lo que esto los motivó a invertir y dar un paso más grande: compraron la mayor participación del equipo y lo transformaron de un equipo de amigos a un club y posteriormente de un club a una empresa.

En 2019, la firma decidió ampliar el negocio e incorporar un modelo de retail llamado Infinity Gaming Center (ubicado en el mall Oxígeno, en Heredia), que es un centro de juegos con una arena donde se desarrolla un torneo de esports y donde buscan traer al plano físico lo que ocurre en el digital.

En marzo de 2020, con la pandemia de la covid-19, la empresa se vio obligada a replantear “muchísimo” la estrategia de negocio, pues el modelo de retail estaba cerrado y los equipos no podían competir en eventos presenciales, lo cual hizo que las marcas se replegaran “un poco” de toda la inversión en activaciones.

“Pero se produce un efecto inverso que es que toda la actividad online adquiere una amplificación verdaderamente interesante, entonces migramos nuestro negocio a un modelo híbrido donde todo lo que son contenidos digitales como streaming y todo ese tipo de cosas toma un lugar muy importante”, comentó Foresi.

El plan estratégico de la firma era, y es, muy ambicioso en términos de expansión, por lo que Infinity decidió que era el momento para capitalizar la empresa y poder cumplir con ese plan trazado.

Es por eso que en medio de la pandemia comenzó el plan de captación de inversores. En esa selección logran cerrar el acuerdo con un grupo de Hong Kong, Canadá y México, que maneja empresas importantes y que han salido a la bolsa.

“Cerramos este acuerdo y formamos el holding que se llama Infinity Gaming Media, que básicamente (…) es donde incorporamos a tres empresas más específicas del sector (Infinity Esports, Ignite y Effects Films) para todo lo que tiene que ver con producción de contenido, marketing digital y todo lo que es eventos y torneos (...)”, recalcó Foresi.

El nuevo holding contará con operaciones en toda América Latina y con sedes en Costa Rica, México y Perú. Además, ampliará su alcance de la mano de sus nuevos socios, con oficinas en Hong Kong y Vancouver.

Actualmente Infinity, empresas multigaming y multipaís se considera a si misma “una empresa mediana bastante establecida”, con cuatro verticales muy claras de negocios: esports (competencia), talento (creadores de contenido), contenido (los productos con Ignite, Effect Films, DDN Producciones y Gaming Partner) y experiencia (el Gaming Center).

Además, Foresi resumió que la compañía posee en México dos gaming houses, donde están los equipos más relevantes que juegan ahí, en Costa Rica cuenta el Gaming Center, y en Lima, Perú, tiene el inhouse de juegos Dota2.

“También representamos a otras marcas en la región (...) Tenemos, por supuesto, jugadores de todos los países, no solamente juegan presencial sino que también juegan online y también tenemos una productora en Córdoba, Argentina”, dijo el Director.

Adicionalmente, mencionó que la firma tiene un plan estratégico bastante ambicioso que principalmente radica en la expansión a Brasil. Asimismo, la empresa está trabajando en proyectos en metaverso, cryptogaming, entre otras nuevas tecnologías.

La compañía también tiene proyectos de expansión por adquisiciones y la creación de un Infinity Facility, un edificio donde todas las compañías puedan convivir y donde uno pueda tener la experiencia completa de ser socio de Infinity Gaming Media.

En los últimos dos años, la empresa ha estado creciendo por arriba del 50% año contra año y la proyección para los próximos dos años es llegar a una facturación de $10 millones, de acuerdo con Foresi.

Otras empresas costarricenses están teniendo participación en la amplia industria del videojuego. A finales de marzo de 2022, por ejemplo, Fair Play Labs, Sunna Entertainment y Frame 3 participaron en la feria internacional Game Developers Conference (GDC), en la ciudad de San Francisco, California, en Estados Unidos, dirigida a este negocio.

El gerente general de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer), Pedro Beirute, aseguró, en un comunicado de prensa, que el gran objetivo de este tipo de eventos es posicionar a Costa Rica dentro de la industria de entretenimiento, creatividad y desarrollo de videojuegos; así como lograr que las empresas participantes concreten negocios y realicen alianzas estratégicas.

“Estados Unidos es uno de los socios comerciales más importantes de Costa Rica en materia de videojuegos, por lo que participar en este evento significa continuar con la estrategia de posicionamiento y además seguir el proceso de producción y venta de servicios, ya que en algunos casos los empresarios podrán obtener retroalimentación de sus conceptos para ser mejorados y en segundo lugar seguir negociaciones con la industria”, comentó Beirute, a finales de marzo.

Otro de los objetivos del holding Infinity Gaming Media es convertirse en una empresa pública, es decir, cotizar sus acciones en la bolsa de valores, en este caso la de Toronto, Canadá, lo cual esperan lograr en el segundo semestre de este 2022.

Para dicho objetivo, están ejecutando un proceso de capitalización, con el respaldo de los empresarios que integran Cassiar Gold, Reyna Silver, Reyna Gold-Emerging Markets Capital, un fondo de Hong Kong con experiencia e inversiones en el continente americano; según informaron recientemente en un comunicado de prensa.

“El sueño de cualquier emprendedor es lograr que su empresa sea pública (que cotice sus acciones en la bolsa)”, manifestó Foresi.

Mónica Cerdas

Mónica Cerdas

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduada de la carrera de Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.