Negocios

Empresas de eventos masivos comienzan a llenar sus agendas atentas al desarrollo de la pandemia

El gremio del entretenimiento insiste en que las estrategias de vacunación deben ser congruentes e ir ligadas al incentivo de asistir a espectáculos

Los productores de eventos masivos en Costa Rica iniciaron la planificación de su agenda para el 2022, optimistas sobre las condiciones sanitarias actuales que ofrece el país, pero conscientes de que la pandemia supone un riesgo latente para la ejecución de las actividades.

El porcentaje de personas vacunadas con dos dosis —cercana al 52% de la población, según datos de la Caja Costarricense de Seguro Social al 26 de octubre— ofrece esperanza al gremio del entretenimiento que insiste en que las estrategias de vacunación deben ser congruentes e ir ligadas al incentivo del entretenimiento.

Asimismo, el anuncio de los conciertos de la banda británica Coldplay, programados para el 18 y 19 de marzo del 2022 en el Estadio Nacional, puso sobre la mesa el renacer de una industria que, prácticamente por dos años consecutivos, no se ha podido reactivar.

Además, los dos conciertos piloto que se darán en noviembre y diciembre del 2021 (Malpaís en Parque Viva, y la Orquesta Filarmónica y artistas nacionales en el Estadio Nacional, respectivamente) aprobados por el Ministerio de Cultura, serán clave para que el Ministerio de Salud confirme el buen funcionamiento de eventos de este calibre, pensando a mediano y largo plazo.

Juan José Rojas, coordinador local del concierto de Coldplay —de la mano de las internacionales SD Concerts y Live Nation— explicó que la decisión de planificar un concierto masivo a cinco meses de su realización, es porque el país cumple con las condiciones actuales de poder superar dos años de pandemia.

“Costa Rica está con rasgos muy concretos y firmes de poder superar ya dos años de crisis pandémica. Cuando esto se pone en una coyuntura de todo lo que conlleva planificar un concierto, se preve que la fecha de marzo de 2022 es realizable y está dentro de las posibilidades de hacerlo a como se conocían los conciertos prepandemia”, resaltó Rojas.

Sin embargo, el coordinador precisó que la situación sanitaria que se presente en esas fechas, será la que dicte la última palabra. Coldplay tendrá un aforo permitido de 40.000 personas, en ambas fechas, con distanciamiento social.

“Los dos conciertos pilotos van a servir de planificación para el año entrante y para negociar con los artistas sus tours, giras y demás. Estamos muy optimistas”, dijo por su parte Manrique Mata, dueño de la promotora RPMTV y presidente de la Cámara de Promotores de Eventos Masivos y Afines (Capema).

Mata compartió que el evento de los X Knights (a su cargo), está planificado para finales de marzo. No obstante, aún no hay fecha exacta confirmada.

Andrés Guanipa, productor de Move Concerts, indicó que ya tienen fechas confirmadas para el próximo año con artistas internacionales, y solicita que el aforo sea del 100%.

“Move Concerts está planificando hacer shows a partir de abril del 2022. Si los eventos son para los vacunados, ¿cuál es el problema de abrirlos al 100%?”, expresó Guanipa.

La Nación consultó al Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) sobre el proceso de cancelación o postergación de estos eventos, en caso de una eventualidad y la devolución del monto pagado por las entradas. Además, de si existía algún tipo de distinción por el motivo de la condición sanitaria.

El reglamento de la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor (7472), decreto ejecutivo 37899/MEIC, le otorga a las empresas productoras el permiso para salir y vender sus entradas y recibir el dinero de los consumidores, en el tanto que pongan una garantía que cumpla con el 100% del monto del aforo acordado.

La taquilla es lo que generalmente se pone como garantía o caución, y la productora generalmente no toca el dinero del consumidor hasta después de que se haya ejecutado el concierto.

Según Rojas, este hecho asegura que la empresa que está trayendo el concierto cumple con el sustento, apoyo y respaldo económico por sí solo, sin necesidad de contar con la taquilla del consumidor, para poder ejecutar el evento.

“El dinero de las entradas que ya se vendieron no están en manos de los productores ni tampoco del MEIC. Esos dineros están resguardados por terceros (bancos y tiqueteras) con el fin de protegerlos y, en dado caso, devolverlos”, precisó Cinthya Zapata, directora ejecutiva de Apoyo al Consumidor del MEIC.

“El reglamento dispone el derecho del consumidor a la devolución del dinero pagado ante la no realización del evento, sin hacer distinción de la causa”, agregó Zapata.

Mata, de Capema y RPMTV, explicó que para establecer el precio de una entrada inciden factores como: el precio que cobra el artista, los costos de producción, los impuestos, y la utilidad que debe existir. Todo se junta en una ecuación para lanzar al mercado un precio atractivo para los consumidores, y que depende también del aforo permitido.

Por ejemplo, Rojas compartió que los precios de las entradas para el concierto de Colplay fueron establecidos por la propia banda. “El grado de injerencia y participación que tiene Coldplay en sus conciertos es muy alta. Ellos autorizan la escala de precios que se vayan a tener y se aseguran que haya accesibilidad para todo el público”, afirmó.

Los empresarios coinciden en que lo que impedía que Costa Rica no tuviera un panorama claro para la reactivación de los eventos, es que todavía faltaba un porcentaje grande de la población en alcanzar la vacunación.

Sin embargo, según una nota publicada por este medio, el 80% de la población costarricense estaría vacunada antes de que finalice el año. Para los productores, este hecho hace prever que el control y la mitigación de la pandemia está “cada vez más cerca”.

Rojas, destacó que las estrategias de vacunación deben ser congruentes e ir ligadas al incentivo del entretenimiento, para que la gente que tenga el esquema de vacunación completo, pueda sentir que su normalidad es real.

“La reactivación económica no puede estar en función de las personas no vacunadas. La reactivación del entretenimiento tiene que motivar y ser una herramienta que impulse a esas personas que tienen resistencia a la vacunación, a que lo hagan”, resaltó el coordinador local del concierto de Coldplay.

Para los empresarios, en Costa Rica la apertura ha sido lenta, en comparación con lo que ha venido sucediendo con el resto del mundo.

Países como Nueva Zelanda, Estados Unidos, parte de Europa, Australia, España y hasta México empezaron la reactivación de su parte artística y del entretenimiento hace dos o tres meses, inclusive, según indican publicaciones internacionales.

Esto porque fueron lugares donde ya se había alcanzado cierto porcentaje de vacunación en la población, y eso generó seguridad para poder entrar de lleno en la actividad.

“Por ejemplo, en Estados Unidos, están de gira Maluma, J Balvin, Rauw Alejandro y Alejandro Sanz. Camilo, anda de gira por España. Guns N’ Roses, Rolling Stones, Ricky Martin y Enrique Iglesias ya arrancaron sus giras”, compartió Rojas.

“La gente está desesperada por el entretenimiento y el resultado ha sido el sold out (venta total) de todos los shows (de Coldplay)”, añadió.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.