Negocios

Contenedor con derivados del cannabis para empresa Hemp Time arriba a Costa Rica

Los productos se comercializarán bajo la marca Canna Treats y se pretende abrir tiendas especializadas, estimular la producción de cáñamo y distribuir en varios países de Latinoamérica

La empresa costarricense Costa Rica Hemp Time importó al país el primer contenedor con productos derivados del cannabis, desde Paraguay, que se comercializarían bajo la marca Canna Treats.

Así lo informó la compañía por medio de un comunicado divulgado el pasado miércoles 2 de marzo. Un contenedor arribó al país el 15 de febrero pero ingresó a depósito fiscal la semana anterior, según pudo corroborar La Nación.

“El importador en mención ingresó a depósito fiscal mercancías a su nombre la semana anterior; dada la confidencialidad en los datos de la importación no podemos compartir más información al respecto”, confirmó la Dirección General de Aduanas.

La importación y posterior venta de estos derivados del cannabis en el país se realiza en alianza con la empresa paraguaya Healthy Grains, liderada por el empresario Marcelo Demp y que ahora incluirá a Costa Rica Hemp Time como parte de su conglomerado.

Según informó la empresa costarricense, las mercancías que ingresaron son productos como proteína no descortezada, aceite puro en presentación al por mayor, infusiones de té, cosméticos, mantequilla de maní con diferentes sabores, entre otros, que carecen del componente psicoactivo del cannabis, el tetrahydrocannabinol (THC).

Asimismo, se importó materia prima con la que la empresa planea el desarrollo de productos como cerveza y café. “Venimos a ser una nueva opción que proporcionará trabajo y buscamos, con el desarrollo del comercio y la aprobación de nuevas leyes en el país, convertirnos en grandes productores, aprovechando todas las bondades locales que tenemos para exportar”, comentó Allan Durán, gerente general de Costa Rica Hemp Time.

La empresa planea ofrecer una gama de más de 100 productos para distribución tanto en Costa Rica como Centroamérica y México.

“Del cannabis podemos sacar una infinidad de productos terminados; actualmente no tenemos en Costa Rica ninguna restricción excepto que los productos no vengan con el máximo autorizado de THC. Por el momento podemos trabajar con importación de muchos productos con lo que es alimentos para perros, medicina, veterinaria, suplementos alimenticios, cosméticos e infusiones”, comentó Durán.

Dentro de los planes también estaría la producción de telas y papel así como la instalación de tres tiendas propias de venta en ubicaciones como Jacó, Quepos y Manuel Antonio.

Durán afirmó en entrevista con La Nación que debieron cumplir con una extensa tramitomanía para poder importar los productos a Costa Rica.

“Ha sido un tabú con las instituciones, tratar de explicarles las bondades y beneficios de los productos del cáñamo; pero todos los requisitos que nos pidieron ya se presentaron y esperamos a fin de mes estar haciendo un lanzamiento de marca”, comentó el gerente de Hemp Time.

Como primera etapa, mencionó Durán, se trabajarán únicamente los productos traídos directamente de Paraguay. Se esperan más importaciones de producto en los siguientes meses. No obstante, el plan es colocar a Costa Rica como productor del cannabis.

De acuerdo con la información divulgada, la visión de Demp de Healthy Grains es centrarse en “la agricultura familiar campesina”, para otorgar condiciones de desarrollo. En Paraguay, Demp fue parte de la primera Cámara de Cáñamo Industrial.

“En el momento en que el gobierno dé la luz verde para desarrollar el producto y sembrar, acompañaremos a los agricultores por parte de la empresa para lograr un avance rápido, implementando todo el conocimiento que a nosotros nos llevó años adquirir, para reducir esa curva de aprendizaje y ampliar el margen en la relación producción versus productividad”, dijo el gerente general de Healthy Grains.

El miércoles 2 de marzo el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, firmó la Ley del Cannabis para uso Medicinal y Terapéutico y del Cáñamo para uso Alimentario e Industrial, un día después de que la Asamblea Legislativa aprobara en segundo debate el proyecto, acogiendo el veto parcial emitido por el Poder Ejecutivo que permitió corregir algunas inconsistencias del texto original.

Esta normativa busca regular y permitir el acceso y la utilización del cannabis y sus derivados exclusivamente para uso medicinal y terapéutico, para el derecho fundamental a la salud. El compromiso de Alvarado es dejar listo el reglamento antes de que termine la actual administración.

Costa Rica desarrolla ensayos para la plantación de cannabis, mediante una alianza público-privada en la que coordina el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA).

En octubre del año anterior, los ensayos de cultivo y extracción de aceite con las plantas, para uso humano y de materia seca, arrojaron resultados preliminares positivos, según informaron las autoridades.

Las plantas fueron evaluadas en las estaciones experimentales del Instituto en Cañas, Guanacaste, y en Guápiles, Limón. Los resultados demostraron que las condiciones climáticas en campo abierto de Guápiles no fueron favorables para el cultivo del cáñamo, por lo tanto, solo se siguió evaluando el resto de cultivares en Cañas, en invernaderos y con presencia tanto de luz natural como artificial, entre otras condiciones.

Los datos demostraron que los niveles de cannabinoides de las plantas cosechadas se encuentran entre los valores reportados para cada cultivar, que dicho cultivo requiere una alta demanda de mano de obra y personal especializado para tareas como podas de formación.

El ensayo que entró en cosecha se encuentra en Cañas, Guanacaste. También hay otro en el Caribe. Ahora se evalúa la calidad del producto en las condiciones de cada región. Foto: Cortesía del MAG
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.