Negocios

Cerveza importada aprovecha arancel de 0% para ‘abarrotar’ mercado tico

Desde el 2013 las cervezas originarias de México no pagan aranceles para entrar a Costa Rica, mientras que las estadounidenses no lo hacen desde el 2020

La cerveza proveniente de México y de los países del CAFTA-RD (Estados Unidos y Centroamérica) gozan en Costa Rica de un arancel (impuesto a las importaciones) de 0%, debido al tratamiento especial pactado en los respectivos acuerdos comerciales, una política de apertura que con los años permitió surtir las góndolas y anaqueles de marcas importadas, variedad de precios y presentaciones.

El tratado de libre comercio (TLC) entre México y Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua entró en vigencia desde el 1.° de julio del 2013. En ese convenio, Costa Rica acordó otorgar un arancel de 0% a la importación de cerveza azteca, por lo cual la misma puede ingresar al país libre de impuestos, indica la información facilitada por el Ministerio de Comercio Exterior (Comex).

No es casualidad que en el 2020, Costa Rica importó un total de $24,2 millones en cerveza y el volumen registrado fue de 27.965,16 toneladas, ambos rubros se incrementaron 53,4% y 42%, respectivamente, en comparación con el 2019, según muestran los datos suministrados por la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer).

También, fue el año en que México logró convertirse en el principal vendedor de cerveza para Costa Rica, sin embargo, su crecimiento no ocurrió de un pronto a otro, al contrario, viene dándose, al menos, desde hace cinco años; exceptuando el 2018 cuando registró una caída en el valor y el volumen de las importaciones.

Las cervezas mexicanas pasaron de representar el 24,34% ($2,7 millones) del valor total de las importaciones de esta bebida, en el 2015, a 38,72% ($9,3 millones), el año pasado. En cuanto al volumen global comprado, la simbolización incrementó de 25,42% (3.794,64 toneladas), en 2015, a 34,93% (9.769,07 toneladas), y eso en plena pandemia.

Por su parte, el TLC entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos (CAFTA-DR) entró en vigor desde el 1.° de enero del 2009. En este acuerdo Costa Rica se comprometió a disminuir gradualmente el arancel de las cervezas originarias de los países miembro (con excepción de la de República Dominicana) hasta llegar a eliminarlo, meta que se alcanzó el 1.° de enero del 2020.

“Al respecto, conviene aclarar que para los países de Centroamérica miembros del CAFTA-DR esta condición no es novedosa, pues la cerveza originaria de esos países se puede importar a Costa Rica libre de aranceles desde hace bastante tiempo atrás, al amparo de las disposiciones de los instrumentos de la integración centroamericana”, menciona Comex.

Sin embargo, en el caso de Estados Unidos la libertad arancelaria para las cervezas importadas coincide con la llegada de un gran volumen de esta bebida desde ese país, en el 2020. Pese a que la nación norteamericana dejó de ser el principal vendedor de este producto para Costa Rica y ha perdido terreno en cuanto a representatividad en el total de toneladas y valor de las importaciones, el año anterior registró buenos números.

En el 2020 se contabilizó 7.228,5 toneladas de cerveza estadounidense; superando no solo la cifra de 2019 (6.191,92 toneladas) sino también la del 2018 (5.645,58 toneladas) y la de 2015 (6.432,31 toneladas); evidencian los datos de Procomer.

Asimismo, el monto de las importaciones de esta bebida proveniente de Estados Unidos creció a $6,8 millones en el 2020; dejando por debajo los valores registrados en 2015 ($5,3 millones), 2017 ($6,3 millones), 2018 ($5,04 millones) y 2019 ($5,42 millones).

Si se agrupan los datos de los dos principales países (México y Estados Unidos) a los que Costa Rica acude para comprar cerveza, se evidencia que entre ambos acapararon el 67% y el 60,78% del valor y el volumen total de las importaciones de este producto, en el 2020, respectivamente.

Pero si también contemplamos a los otros países del CAFTA-RD que gozaron de libertad arancelaria en 2020 (como Nicaragua y Guatemala) las cifras de representación aumentan a 68,6% en el valor y 62,6% en el volumen global de las importaciones de cerveza.

En este caso, no se tomó en cuenta a República Dominicana (no tiene arancel de 0%), El Salvador (no se registraron importaciones procedentes de este en país desde el 2019) ni a Honduras, debido a que Procomer indicó que Costa Rica no compra cerveza de esta nación.

No obstante, la eliminación de aranceles no queda limitada a los dos acuerdos mencionados, pues la Unión Europea (UE) camina hacia un proceso de desgravación arancelaria.

En la actualidad, la cerveza proveniente de las naciones miembro del bloque debe pagar, desde el 11 de julio del 2013, un arancel de 15% para ingresar al país; pues así lo dictó la entrada en vigencia del acuerdo de asociación entre la UE y los países centroamericanos.

No obstante, a partir del 2022 este se va a empezar a reducir un 2,67% por año hasta llegar a 0% el 1.° de enero de 2027, lo que hace prever que la competencia de marcar de cerveza importada arreciará.

La Unión Europea es el tercer mercado que suministra más cerveza a Costa Rica, al menos desde el 2015, pero el año anterior el país importó $6,6 millones de cerveza proveniente de la UE y el volumen comprado alcanzó las 9.128,38 toneladas; siendo las cifras más altas registradas en esos años.

Además, de enero a mayo del 2021 estas bebidas europeas ya acapararon el 65% de las importaciones de cervezas procedentes de UE, en el 2020.

¿Cómo afecta esto a la producción de cerveza local?

Ante esta consulta, Florida Ice and Farm Company (Fifco), dueña de Cervecería de Costa Rica respondió que ven con buenos ojos la competencia justa, pues es positivo para el consumidor el que exista variedad de opciones para satisfacer sus preferencias.

“Nosotros cumplimos con todas nuestras obligaciones fiscales y tributarias, las autoridades son las llamadas a asegurar que esa competencia se dé en cumplimiento con las obligaciones legales y regulatorias existentes”, comentó Maria Pía Robles, directora de Relaciones Corporativas de Fifco.

Para ajustarse a esa competencia, la empresa ofrece al cliente un portafolio balanceado tanto de cervezas nacionales como foráneas, las cuales van desde productos accesibles hasta los premium.

Esta compañía, además de elaborar sus propias marcas (Imperial, Pilsen, Bavaria, entre otras), tiene más de 20 años de importar cervezas al país y actualmente ofrece varias marcas provenientes del extranjero como Sol, Coors Light, Red Stripe, Samuel Adams, Paulaner, Guinness, Toña y Gallo.

Mónica Cerdas

Mónica Cerdas

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduada de la carrera de Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.