Negocios

Centro de Convenciones aumenta su actividad luego de año y medio de ‘hibernación’

Grupo Heroica, administradores del complejo, aseguró que las actividades e inversiones que tienen por el momento les permiten sacar a flote el negocio con actividad mínima

El Centro de Convenciones de Costa Rica cumple, este mes de agosto, tres años en funcionamiento de los cuales al menos la mitad han sido en un periodo de “hibernación” obligado por la pandemia.

“Hibernar” es el verbo con el que la presidenta de Grupo Heróica (actuales administradores del complejo), Juliana López, describe la etapa por la que ha pasado el Centro de Convenciones de Costa Rica (CCCR) desde la llegada de la covid-19.

Ahora, se preparan para retomar la organización de eventos con las medidas de seguridad y recuperar el tiempo donde no tuvieron demanda.

Gustavo Segura, ministro del Turismo, aseguró que las cifras de inversión que se producían previo a la pandemia eran extraordinarias y el CCCR avanzaba en una ruta para ser financieramente sostenible, no obstante, el golpe de la pandemia atrasó sus expectativas.

Actualmente, convenios como el firmado este jueves 12 de agosto, durante la celebración del aniversario del Centro les permiten abrir espacios de reactivación a un mayor ritmo

Con la llegada de la pandemia, el Centro de Convenciones tuvo que detener temporalmente sus operaciones, en ese momento, como muchos otros negocios, se encontraron en una encrucijada, donde debían decidir si dejar de operar o mantenerse bajo un modelo diferente.

De acuerdo con López, durante el 2020 tuvieron que mantener las operaciones dentro de un criterio de austeridad absoluta.

“Lo que hicimos fue reducir nuestra operación, hacer un plan muy austero. Nos mantuvimos en una especie de hibernación, pero manteniendo el contacto directo con nuestros clientes (...) para poder reprogramar sus eventos”, agregó López.

Actualmente, asegura que una de las principales consecuencias del efecto de la pandemia es que agendan sus eventos con menos tiempo de anticipación debido a la incertidumbre, además ante los posibles cambios, su política de cancelación también varió.

Por el momento, López aseguró que de cara al 2021, 2022 y 2023 ya tienen muchos eventos programados en diferentes modalidades; no especificó la cantidad pero explicó que los clientes de diferentes sectores, como turismo, comercio, corporativo, entre otros, tanto en el ámbito nacional como internacional, están interesados en seguir abriendo espacios con el CCCR.

Nuevo modelo de negocio

Su modelo de negocio también se vio forzado a cambiar, la virtualidad llegó para quedarse, pero López asegura que no amenaza el modelo de negocio de centros de eventos como el CCCR porque hay interacciones personales que ni la mejor plataforma en línea puede cambiar. La presencialidad es irremplazable, pero la virtualidad permite que los eventos sean más inclusivos.

Parte de los cambios que enfrentaron fue la rápida adaptación a la digitalización de sus servicios con el fin de que las actividades continuaran y los clientes pudieran encontrar en el Centro un espacio con capacidad de satisfacer las necesidades.

No obstante, la inversión que realizan los clientes con eventos virtuales no es comparable con los ingresos que recibían previo a la pandemia y las actividades presenciales, pero sí suficiente para atravesar el momento coyuntural de la emergencia de salud, advirtió López

“Es suficiente para pasar este momento coyuntural de la emergencia de salud, porque nos hemos reducido precisamente para poder responder. Pero nuestra expectativa es que al 2030 se active y estar otra vez en los niveles que veníamos del 2019. Es una recuperación lenta, pero estamos siendo muy austeros y muy juiciosos, con toda esa parte de costos y gastos para lograr pasar este bache, este momento difícil que con seguridad pasará”, agregó López

Inversiones y expectativas de crecimiento

En el mediano plazo, además de seguir adaptando las condiciones de acuerdo a las necesidades de cada evento no hay más planes de inversión.

La expectativa del Grupo Heroica no está en los montos de inversión sino en el hecho de que se concreten los eventos que han planeado y agendado para los próximos meses.

“Ahorita mismo estamos en un mundo en el que no nos atrevemos mucho a hacer cálculos y a dar cifras. Porque es muy impredecible y dependemos de un factor tercero (la pandemia). Nosotros podemos hacer unas proyecciones si quisiéramos llegar a poder vender $2 millones este año, pero si vuelve a haber una ola así, hay otro cierre. Cualquier cosa que suceda puede afectar esa proyección”, agregó.

En el corto plazo su expectativa es mirar “con optimismo” donde noticias como la posibilidad de hacer eventos con 500 personas mejora las condiciones y expectativas del negocio.

El CCCR firmó el jueves pasado un convenio para facilitar sus instalaciones y servir de sede al gremio de entretenimiento, uno de los sectores más afectados, junto con el turismo, durante la pandemia.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.