Marvin Barquero. 13 julio
En mayo pasado, la producción de las zonas francas, medida por el índice mensual de actividad económica (IMAE) decreció 12,4% respecto al mismo mes del 2019, pese a que algunos sectores, como dispositivos médicos, se mantienen en positivo. Foto: Archivo.
En mayo pasado, la producción de las zonas francas, medida por el índice mensual de actividad económica (IMAE) decreció 12,4% respecto al mismo mes del 2019, pese a que algunos sectores, como dispositivos médicos, se mantienen en positivo. Foto: Archivo.

Una desaceleración en la producción de empresas ubicadas en las zonas francas, consecuencia de la pandemia de la covid-19, alertó a los representantes de ese sector, quienes llamaron a tomar medidas para mantener el empleo en ese tipo de actividad.

La Asociación de Empresas de Zonas Francas de Costa Rica (Azofras), señaló, la tarde de este lunes 13 de julio, que las cifras del índice mensual de actividad económica (IMAE), del Banco Central de Costa Rica, determinaron que el Régimen de Zonas Francas muestra una caída significativa del 12,4%, a mayo pasado, respecto a igual mes del 2019.

Lo más preocupante, según manifestó Azofras en un comunicado, es que el Banco Central recordó que esa caída interanual a mayo, en la producción de los regímenes especiales, se presenta luego de crecimientos de dos dígitos entre enero del 2019 y marzo del 2020.

“Este resultado se asocia, principalmente, a la menor fabricación de instrumentos médicos, catéteres, equipos de transfusión, implantes mamarios y aceite de palma”, detalló el Banco Central en su análisis del IMAE para mayo pasado.

Carlos Wong, presidente de Azofras, recordó que el valor de las exportaciones también es otro indicador que refleja el impacto de la pandemia en las zonas francas. Durante el mes de mayo anterior, las compañías de ese régimen colocaron productos en el exterior por un valor de $455,8 millones, lo cual fue 19% menos que los $559,4 millones logrados en el mismo mes del 2019.

De acuerdo con Wong, hoy más que nunca es importante mantener el equilibrio del ecosistema de zonas francas, el cual ha mostrado, históricamente, ser un sector dinámico para el crecimiento del país y la generación de empleo.

Dentro de las medidas urgentes en esa línea, el presidente de Azofras mencionó la rebaja de tarifas eléctricas, el trámite ágil y rápido al proyecto de ley conocido como jornadas laborales flexibles, el fortalecimiento de la formación técnica para la empleabilidad que reforma la ley orgánica del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

De esa manera, se ayudaría a crear un ambiente propicio para que más empresas deseen invertir en Costa Rica, advirtió Wong.

Declaró que el régimen hace un esfuerzo para mantenerse a flote y no engrosar el alto índice de desempleo que afecta a Costa Rica. Añadió que sectores especializados como equipo de precisión y médico, industria alimentaria y servicios de valor agregado muestran aún crecimientos positivos, siendo de los pocos que están en tal situación.