Indicadores

Daños por Nate atizan nuevos aumentos en precios de alimentos

Se prevé menor oferta en hortalizas, algunas frutas, carnes y lácteos

San José.

Los precios de los alimentos se mantienen al alza y con los daños en cultivos y ganado que provocó la tormenta Nate podrían subir más, especialmente, algunas hortalizas, frutas y carnes.

Según la información que publicó, este viernes 6 de octubre, el Instituto Nacional de Estadística y Censos, el índice de precios de alimentos aumentó un 2,76% en setiembre, respecto al mismo mes del año anterior. Esto significa que si, por ejemplo, un hogar gastaba ¢100 en alimentos hace un año, ahora debe destinar ¢102,76 para comprar lo mismo.

Dicho resultado está por encima del del índice de precios general, el cual aumentó 1,64% en setiembre del 2017 respecto al mismo mes del año anterior.

Con este comportamiento se refuerza una tendencia al alza en los precios de los alimentos que se inició a finales del 2016. Vea gráfico.

Efectos esperados

El ministro de Agricultura y Ganadería Luis Felipe Arauz, explicó que todavía no tienen información sobre las áreas de cultivos dañadas con la tormenta Nate, pero explicó que cuando se dan este tipo de eventos el precio de algunos alimentos sube.

"No tenemos los datos de pérdidas, pero sí, cuando hay este tipo de eventos el precio de la hortaliza siempre sube, por varias razones. Primero se pierde y hay menos cosecha, pero también porque cuando hay mucha lluvia no se puede entrar a fumigar, aparecen más plagas, y cuando se puede entrar la gente tiende a aplicar más volumen de agroquímicos, para evitar el tema de enfermedades y hongos. Entonces, todo eso podría influir en el precio", comentó Arauz.

En frutas, se prevén bajas en sandía; en papaya hay una parte que se produce en Parrita –incluso para exportación– que podría sufrir pérdidas, pero hay bastante de esta fruta en la zona de Guácimo, añadió el Ministro.

El economista Manuel Zúñiga comentó que, posiblemente, habrá efectos también en lácteos (leche fresca, quesos y derivados) y la producción de carne (por pérdida de ganado), lo cual, unido a los otros efectos, provocaría inflación por el lado de una menor oferta.

“El hecho de que los productores no ofrezcan al mercado las cantidades acostumbradas o programadas, provocará un cierto nivel de desabasto, provocando una escasez relativa de estos productos, reflejándose en presiones al alza de sus respectivos precios. De ser así, la recolección estadística del comportamiento de los precios de estos alimentos, eventualmente, reflejaría un incremento de precios hacia el último trimestre de este año”, comentó Zúñiga.

El economista Luis Mesalles añadió que el impacto de estos productos sobre el índice de precios al consumidor va a depender del tipo de producto.

"Si es arroz o palma (aceite), el efecto puede tardar un poco más, porque son productos no perecederos, por lo que la existencia de inventarios, y de productos sustitutos fáciles de importar pueden mitigar el impacto en precios", comentó.

En el caso de productos perecederos, agregó, como verduras y legumbres, el impacto sí puede ser más rápido, incluso ya en noviembre se puede percibir.

En arroz el precio está fijado por ley y se requiere un estudio para valorar cambios y en frijoles ya se había emitido el decreto de importaciones, sin pagar aranceles, por desabastecimiento, por lo que el Ministro no prevé cambios importantes. Vea nota aparte.

Tampoco se prevé un efecto importante en papa. Fabián Segura, presidente de la Cámara Nacional de Productores de Papa, explicó que en la parte alta de Cartago la lluvia no fue muy fuerte.

"Estamos haciendo esfuerzos para seguir con las cosechas, pero la parte de papa y cebolla no fue tan afectada, quizá ha sido mayor en legumbres y hortalizas, que fue la que más sufrió, pues lógicamente siempre hay lavados de tierra", comentó Segura.

Afecta más a hogares pobres

Los alimentos son el grupo más importante en el presupuesto de las familias de los hogares costarricenses. Según la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos representan un 21,40% de sus gastos totales.

Entre los alimentos que los hogares nacionales dedican más recursos se encuentran los frijoles, la papa, la papaya, el aguacate, la manzana, el plátano, la cebolla, el tomate, el banano, la sandía y la piña.

Algunos subgrupos de productos cuyo valor se aceleró en los últimos meses son las carnes de cerdo y pollo, el pescado y los frijoles negros y rojos.

Costo de la canasta básica de alimentos retoma crecimiento

El incremento en los alimentos afecta más a los hogares pobres porque su gasto representa más de sus erogaciones totales que las de otros hogares.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos del 2013, los hogares más pobres (el 20% que menos ingresos recibe) dedica un 37,5% de su gasto total promedio a alimentos, mientras que los que más reciben (el 20% que más ingresos obtiene) destina un 13,8% a este rubro.

Patricia Leitón

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.