Patricia Leitón. 27 noviembre, 2019
Actualmente, el 73,7% de los consumidores consultados considera que son malos tiempos para comprar casa. Jorge Castillo/Archivo
Actualmente, el 73,7% de los consumidores consultados considera que son malos tiempos para comprar casa. Jorge Castillo/Archivo

Después de haber registrado uno de los niveles más bajos en agosto pasado (28,5 en una escala de 0 a 100), el índice de confianza al consumidor que calcula la Universidad de Costa Rica repuntó en noviembre del 2019, hasta 32,3 puntos.

“Pese al aumento de la confianza, los consumidores todavía conservan un grado de incertidumbre importante. Una revisión de toda la serie indica que el año 2019 se caracteriza por presentar un grado de pesimismo importante, como no se había observado antes en un periodo tan prolongado”, detalló el informe presentado este miércoles 27 de noviembre.

El indicador es producto de una encuesta periódica que realiza la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica.

Según los resultados de la encuesta, en los últimos tres meses los pesimistas disminuyeron de 52,5% a 45,9% y los optimistas aumentaron de 8,6% a 12,3%.

“Esto significa que, actualmente, por cada consumidor optimista existen 3,7 que son pesimistas, cifra que era 6,1 tres meses atrás”, señala el estudio.

La tendencia del índice en diferentes segmentos poblacionales muestra que el aumento de la confianza, en los últimos tres meses, se produjo en hombres y mujeres, en diferentes grupos de edad y niveles de educación.

El índice se divide en dos: el índice de condiciones económicas actuales y el índice de expectativas económicas. Ambos indicadores registraron un aumento significativo en magnitudes similares, de casi cuatro puntos respecto a la encuesta anterior.

“Esto muestra que, bajo el contexto de incertidumbre que todavía se percibe, existe una expectativa más positiva por el futuro económico del país que por la situación actual”, señala el texto.

En conclusión, el estudio señala que aunque todavía existe un grado de incertidumbre importante, ahora los consumidores son menos pesimistas que tres meses atrás.

“¿Qué fortaleció la confianza? Las expectativas sobre la situación económica personal son ahora más positivas en lo que respecta a tasas de interés, ingreso familiar y capacidad de compra", resalta el documento.

Para la Escuela de Estadística, la confianza no aumentó más debido a la calificación negativa que reciben la política económica y social (71,0% afirma que en el campo de la política económica se está haciendo un trabajo pobre, y alrededor del 70% espera aumentos en el desempleo y la pobreza.

Otro factor que contribuye es la valoración del momento para comprar bienes duraderos, la cual sigue siendo negativa (actualmente, 73,7% afirma que son malos tiempos para comprar casa y 79,8% dijo lo mismo sobre la compra de carro).