Patricia Leitón. 26 noviembre, 2019
Fachada del edificio del Banco Central en San José. La entidad ha aumentado la compra de divisas para el sector público. Foto: Albert Marín.
Fachada del edificio del Banco Central en San José. La entidad ha aumentado la compra de divisas para el sector público. Foto: Albert Marín.

El Banco Central realizó este martes 26 de noviembre la mayor compra de divisas en el Monex, para el sector público, en lo que va del 2019. La cifra fue de $64 millones y la adquirió para amortiguar la baja en el precio del dólar.

De nuevo, la entidad acaparó la mayor parte del monto total negociado en la sesión del día, que sumó $68,8 millones.

Con la intervención, el precio promedio de la divisa en el mercado Monex bajó ¢3,12 más hasta llegar a ¢564,05. Con la reducción de este martes 26 de noviembre se acumuló una baja de ¢20,77 desde el 6 de noviembre pasado.

El Banco compra dólares en el mercado Monex, donde generalmente negocian entidades financieras y empresas, en épocas de abundancia de divisas, y luego cuando el sector público los requiere se los vende, por ejemplo a Recope, para pagar la importación de combustibles. De esta forma, la entidad suaviza las variaciones en el precio de la moneda extranjera.

Este martes 26 de noviembre le vendió al sector público $29,5 millones.

En el Monex es donde, generalmente, primero se mueve el tipo de cambio y luego se refleja en las ventanillas de las entidades, donde generalmente acude el público. No obstante, el público también puede participar en el Monex donde el monto mínimo de negociación son $1.000 y para ingresar se requiere un certificado digital.

Actualmente se presenta en el mercado una abundancia de divisas, normal en esta época del año donde las empresas traen dólares para los pagos de aguinaldos e impuestos, pero en esta ocasión también se unió los préstamos del Gobierno en el exterior, los cuales si bien no han pasado por el mercado cambiario influyen en las expectativas.

Según el estudio Aproximación de patrones estacionales en el mercado cambiario de Costa Rica, elaborado entre octubre 2006 y junio 2013, el mercado cambiario costarricense presenta una mayor abundancia de divisas entre octubre de un año y abril del siguiente, por lo que el precio del dólar tiende a bajar en esos meses.

Dicho comportamiento puede variar por factores extraordinarios, por ejemplo, el año pasado por la incertidumbre fiscal que generó una presión sobre el precio de la divisa o porque el sistema cambiario impida subir o bajar de un límite, como sucedió cuando existían las bandas cambiarias.

El presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, ya había anunciado que aprovecharían la abundancia de divisas que se presenta el fin de año para reforzar sus reservas monetarias y realizar un pago adelantado del crédito con el Fondo Latinoamericano de Reservas.