Óscar Rodríguez. 31 diciembre, 2019
La tasa básica pasiva es el principal referente para los créditos en colones para compra de casa. En agosto anterior, se realizó la feria de vivienda Expocasa en Parque Viva. Foto: Mayela López.
La tasa básica pasiva es el principal referente para los créditos en colones para compra de casa. En agosto anterior, se realizó la feria de vivienda Expocasa en Parque Viva. Foto: Mayela López.

La tasa básica pasiva (TBP) finaliza el 2019 en 5,75%, informó el Banco Central de Costa Rica (BCCR) en su sitio web.

Este indicador, referente para más de 3,3 millones de créditos en colones, termina el año con una marcada tendencia a la baja.

La TBP inició el 2019 a un nivel del 6% y comenzó un proceso de incremento que lo ubicó en 6,65% en julio pasado.

Sin embargo, a partir de la segunda semana de dicho mes, el indicador modificó la evolución que aún se mantiene, según el registro del BCCR.

La TBP es el principal referente usado por las entidades financieras para los préstamos en colones. Cuando dicha tasa se reduce, implica una disminución en el pago de la cuota mensual del crédito, para las operaciones que están referenciadas a la evoución de este indicador.

Los bancos públicos son las principales instituciones que usan la tasa básica pasiva para sus préstamos, en especial los hipotecarios.

Para calcular este indicador, el BCCR considera las tasas de interés brutas negociadas para cada una de las operaciones de captación a plazo en colones, durante la semana anterior al cálculo (de miércoles a martes).

La tendencia a la baja, durante la segunda mitad del año, estuvo influencida principalmente por las decisiones de la Junta Directiva del BCCR de reducir su tasa de política monetaria (TPM), indicador que es el referente para el nivel de tasas en colones, tanto pasivas como activas, en el sistema financiero costarricense.

El ente emisor redujo, durante el 2019, su TPM en siete ocasiones. Dicho indicador comenzó el año en 5,25% y finalizó en 2,75%, es decir tuvo una disminución de 2,5 puntos porcentuales (p.p).

Las decisiones del Banco Central se tomaron, según se fundamenta en los acuerdos de dicho órgano, como una medida para estimular el crecimiento de la economía costarricense.

Asimismo, porque bancos centrales de otros países también decidieron recortar sus tasas de referencia, en especial la Reserva Federal de Estados Unidos.

Otro elemento clave para las decisiones del BCCR fue la baja inflación reportada en Costa Rica durante el 2019.

“(Hay) influencia de varios factores que tienden a desacelerar la inflación; entre ellos: el todavía bajo nivel de crecimiento económico y una brecha de producto negativa; una alta tasa de desempleo; y un crédito al sector privado que continúa creciendo a tasas interanuales muy bajas”, destacó la entidad bancaria el pasado 18 de diciembre.

También resaltó que la actividad económica tuvo, hasta octubre pasado, una aceleración por quinto mes consecutivo y cerró con una variación de 2,5%, comparado con el mismo mes del 2018.

Otro elemento que influyó en el movimiento de la TBP fue el ajuste en las tassa de interés pagadas por el Ministerio de Hacienda por sus captaciones en colones.

Por ejemplo, la Tesorería Nacional ofrecía para los bonos a cinco años un rendimiento de 11,16% en enero pasado. Pero a medianos de año, dicha tasa se ajustó a 9,91%, es decir una reducción de 1,25 p.p.

Los títulos con vencimiento a 10 años pasaron, en el mismo periodo, de 12,84% a 10,42%, lo cual significó una baja de 2,42 puntos.

Hacienda atribuyó el ajuste, principalmente, a los efectos positivos generados por la aprobación de la reforma fiscal.