Finanzas

Recorra la ruta de los eurobonos: Gobierno de Costa Rica entra en una carrera contra el tiempo

La última colocación del 2019 inició el proceso el 6 de agosto del 2019, con la ley aprobada, y la venta se realizó el 12 de noviembre de ese mismo año

Costa Rica debe cumplir con un detallado proceso para regresar a los mercados internacionales con el objetivo de hacer una nueva colocación de eurobonos, como se les llama comúnmente a los títulos de deuda que el Gobierno vende en el extranjero.

La última colocación inició el proceso el 6 de agosto del 2019 cuando ya tenía la aprobación de la Ley número 9708, que autorizaba al Poder Ejecutivo a vender títulos hasta por $1.500 millones, y concluyó el 12 de noviembre del 2019 con la venta de dos series de instrumentos con vencimientos al 2031 y 2045.

En esta ocasión, el proyecto de ley que se tramita bajo el expediente 23.036 está en la Comisión de Asuntos Económicos y el presidente de la República, Rodrigo Chaves, urgió aprobarlo el 25 de julio pasado, solo que en este caso se trata de un plan presentado por la administración de Carlos Alvarado Quesada, que autorizaría al Gobierno a colocar $6.000 millones.

La urgencia del Gobierno surge, principalmente, porque el 26 de enero del 2023 el país deberá pagar un título por $1.000 millones que emitió en el año 2012 en el exterior.

El analista internacional, Douglas Montero, consideró que, dada la experiencia que tiene Costa Rica, el proceso se podría hacer en tres meses, una vez aprobada la ley. Así lo espera también el ministro de Hacienda, Nogui Acosta.

Una vez publicada la ley, el Gobierno deberá conseguir abogados internacionales para que elaboren los documentos legales requeridos y para ello el país utiliza criterios de calificación que se deben cumplir, como la experiencia, y hace una invitación a las firmas a participar de las cuales selecciona una.

Proceso para emitir eurobonos

En la Asamblea Legislativa se discute el expediente 23.036 que autoriza al Gobierno a realizar una nueva emisión

FUENTE: Presentación de Melvin Quirós, subdirector de Crédito Público del Ministerio de Hacienda, documento: Proceso de Emisión y Colocación de Títulos Valores en el Mercado Internacional Ley 9708 y consultas el analista internacional Douglas Montero.    || Kimberlyn Zamora y PAtricia Leitón / LA NACIÓN.

Douglas Montero destaca la importancia de empezar por la contratación de un abogado internacional. “Es importante el consejo legal para saber qué es lo que se va a emitir, cómo se va a emitir y en qué condiciones”, comentó.

Le sigue la contratación del banco colocador o banco líder que puede subcontratar a otros que les llama coleads o comanagers que le ayudan a la institución principal a hacer la venta.

“Los bancos colocadores son sumamente importantes y juegan un rol definitivo en la emisión de un bono porque es el que le va a decir al Gobierno las condiciones necesarias u óptimas para poder hacer una colocación”, explicó Montero.

Montero explicó que el proceso de contratar los asesores legales y el banco colocador se puede hacer al mismo momento y paralelamente se puede buscar también una calificadora de riesgo.

“Aunque tengamos ya una calificación de riesgo siempre es importante que una calificadora de riesgo acompañe lo que luego va a ser el prospecto de emisión (detalle con las características de la emisión)”, dijo el analista. La calificación se emite al país, no necesariamente a la emisión, añadió.

El paso siguiente es contratar el agente fiscal, de pago y registro. El agente fiscal garantiza que no hay impuestos y el agente de pago es el que realiza los pagos a los inversionistas. Montero explicó que generalmente se utiliza el Bank of New York como agente de pago porque es ampliamente conocido en esta función.

Luego sigue un proceso de debida diligencia, donde el emisor, los abogados, el banco, el agente pagador, hacen un análisis de la emisión, el mercado y determinar si hay apetito por la emisión, añadió el analista.

Si hay apetito por el bono se realiza un road show en las plazas financieras donde se invita a posibles compradores de los bonos para que conozcan la situación de Costa Rica, los objetivos de la colocación y el monto de la emisión.

Así el país estaría listo para lo que Montero considera son los tres días más importantes para la emisión de un eurobono: el del anuncio, el de la oferta y el del cierre.

En el día del anuncio, explicó el analista, lo que hace el banco colocador junto con sus colegas es definir las condiciones en las cuales se va a emitir el bono, hay un día intermedio el del pricing en el cual los bancos llaman a los principales participantes y les consulta si están de acuerdo en la condiciones entonces viene el día de la oferta donde se comunica a todo el mercado que la emisión va a salir y los participantes ponen sus órdenes iniciales y luego viene el día del cierre cuando se comienzan a transar los bonos.

El Gobierno recibiría el dinero probablemente entre 20 y 28 días después del cierre, calculó el analista.

Costa Rica ya ha seguido este proceso en el pasado. Entre el 2012 y el 2019 hizo seis emisiones.

El analista explicó además que estas emisiones se hacen generalmente bajo la regla 144 A y regulación S de los Estados Unidos.

La regulación 144A evita que personas sin conocimiento puedan participar en las emisiones de los eurobonos, solo pueden participar inversionistas calificados y la regulación S permite que el bono lo puedan comprar algunos participantes de los Estados Unidos, sin necesidad de estar registrado bajo la regulación de ese país.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.