Finanzas

ICE capta $300 millones con venta de bonos en el mercado internacional

Empresa estatal colocó emisión con vencimiento al 2031 a un rendimiento de 6,875%, un poco menor a la tasa inicial, y recibió ofertas hasta por $975 millones

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) logró, este jueves 30 de setiembre, la venta de $300 millones en bonos de deuda “sostenibles” en el mercado internacional. La emisión, con vencimiento al 2031, se colocó a una tasa de interés de 6,875%.

Así lo confirmaron a La Nación las empresas Prival Bank, INS Valores y Davivienda. Los bonos de la compañía estatal abrieron la sesión con una tasa de interés de 7% en el mercado de Nueva York, Estados Unidos, pero se redujo porque al final se recibieron ofertas de compra hasta por $975 millones.

El proceso de colocación estuvo a cargo de los bancos BofA (Bank of America) Securities y HSBC, los cuales fueron contratados por el ICE para ejecutar la estructuración y colocación de la emisión.

La tasa pactada por el ICE fue similar al bono de deuda externa del Gobierno de Costa Rica, con vencimiento también al 2031. Esa emisión soberana se vendió, en el 2019, a un rendimiento de 6,25%.

Una vez cerrada la jornada de negociación está previsto que la empresa eléctrica y de telecomunicaciones estatal reciba los recursos captados cinco días después.

El ICE prevé utilizar los fondos para el pago de parte de su deuda, que vence a finales de este año, así como el refinanciamiento de otras obligaciones de sobrar algún saldo.

El Instituto informó, el pasado lunes 27 de setiembre, de que la emisión se estructuró bajo el formato de Bono Ligado a la Sostenibilidad (SLB, por sus siglas en inglés). Esto implica que las características financieras y estructurales pueden variar en función de si el emisor alcanza o no cierto objetivo predefinido de sostenibilidad ambiental, social y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés). Es decir, son instrumentos basados en el desempeño futuro previsto.

En esta emisión se incluye un aumento en la tasa de interés, de 25 puntos base, si el ICE incumple el objetivos de tener instalados 502.000 medidores inteligentes de electricidad, al 31 de diciembre del 2025, es decir, un aumento del 80,4% desde la base de 278.312 medidores instalados al 2020.

Freddy Quesada, gerente de INS Valores, comentó que los bonos del Instituto recibieron una demanda por encima del monto a colocar hasta los $975 millones.

“La demanda llegó a ese monto. El ICE tiene la capacidad para aumentar la captación, pero lo dudo. El ICE enfrente el reto de la exposición cambiaria, por lo cual captar de más, podría afectarla”, comentó Quesada.

Por su parte, Vidal Villalobos, de Prival Bank, consideró que la nueva emisión del ICE es un termómetro importante para las eventuales colocaciones de deuda por parte del Gobierno Central, en caso de que obtenga el visto bueno del Congreso.

“La emisión del ICE es pequeña, pero por la demanda que se observa de los $300 millones iniciales, podría subir hasta los $350 millones que fue el monto máximo anunciado”, afirmó el economista.

Villalobos añadió que la tasa de interés refleja la condición financiera del ICE y la fiscal de Costa Rica, por lo cual se debe pagar un “premio” para compensar el riesgo país.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.