Finanzas

Hoteles, restaurantes y manufactura empujan crecimiento de la producción

Economía de Costa Rica creció 8,3% a febrero pasado. Actividad de empresas locales superó, por primera vez desde el 2015, a las ubicadas en zona franca, según el Banco Central

La producción nacional, medida por el índice mensual de actividad económica (IMAE), creció un 8,3% interanualmente en febrero, con el dinamismo de hoteles, restaurantes, manufactura, transporte y mantenimiento

Las tres actividades explican aproximadamente el 60% de la variación del IMAE, según el informe publicado por el Banco Central de Costa Rica (BCCR), este sábado 9 de abril.

Aunque aún no alcanzan los niveles prepandemia, los hoteles y restaurantes comienzan a recuperarse del fuerte golpe económico que experimentaron y reportan un crecimiento interanual de 60,3%; manufactura de 7,8% y transporte de 30,5%.

El reporte hecho por el BCCR muestra que en el caso de la manufactura, su impulso se explica por la producción de implementos y suministros médicos, aparatos ortopédicos, productos alimenticios, concentrados para la preparación de bebidas gaseosas y jugo de piña, todo producido por las empresas ubicadas en regímenes especiales.

Por su parte, servicios (que incluye hoteles, restaurantes y transporte) aumentó por el dinamismo de la actividad en la atención de público así como por la mayor movilidad vinculada al turismo.

Con el crecimiento interanual a febrero de 8,3%, la producción nacional mostró una desaceleración de 0,6 puntos porcentuales (p.p.) respecto al mes previo, pero una aceleración de 10,9 p.p en relación con febrero del año anterior, cuando la economía nacional decreció 2,6% como resultado de la crisis por covid-19.

Asimismo, el IMAE de febrero del 2022 supera en 5,4 p.p. el nivel observado en febrero 2020.

“Ello sugiere que, hacia adelante, el efecto base irá disipándose pues ya se recobró el nivel de producto perdido como consecuencia de la crisis por covid-19″, señaló el Banco Central en el boletín emitido este 9 de abril.

Cuando los datos se analizan por tipo de régimen comercial, se observa un mayor crecimiento en el definitivo, es decir empresas locales que pagan impuesto sobre la renta, que reportó una variación interanual del 8,3%, por el aumento en los servicios de hoteles, restaurantes, transporte, almacenamiento y construcción.

Así, febrero de este año se convirtió en el primer mes, desde mayo del 2015, en el que el crecimiento del régimen definitivo fue superior al crecimiento de los regímenes especiales de zona franca. No obstante, este crecimiento aún está marcado por un fuerte efecto base y al comparar su nivel con el observado en febrero de 2020, el crecimiento fue de 2,8%.

Por otro lado, la producción de las empresas ubicadas en zona franca creció 8,1% en términos interanuales, por el dinamismo de la manufactura, los servicios profesionales y los de información, mayormente asociados con inversión directa.

Pese a la reactivación generalizada de los sectores, la recuperación económica del país se enfrenta a la amenaza del aumento en los índices de inflación, que para marzo alcanzó 5,79%.

Ante esto, el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, anticipó que probablemente efectuarán un ajuste a la baja en la previsión de crecimiento económico para este año, como consecuencia del aumento en los precios al consumidor.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.