Finanzas

Por qué cayó el bitcóin y qué precauciones deben tomar quienes invierten en criptoactivos

El bitcóin, principal criptomoneda por capitalización de mercado, cayó en la semana del 8 de mayo por debajo de los $30.000 y se mantiene en ese nivel, luego de alcanzar un pico de casi $65.000 el año pasado. Otto Mora, especialista en ‘blockchain’, explica el fuerte ajuste

La semana pasada comenzó con una caída del bitcóin que lo llevó a un valor por debajo de los $30.000 para el martes 9 de mayo, una cifra que no se veía desde julio del 2021, año en el que también tocó su máximo al superar los $65.000, en noviembre. Al filo de la tarde del viernes 13 de mayo, la criptomoneda se mantenía muy cerca de los $29.000, situación que permanecía similar la mañana de este lunes 16 de mayo ($29.375).

Consultado por La Nación, el gerente de Blockchain de la consultora EY, Otto Mora, explicó que el comportamiento a la baja (en comparación con los meses anteriores) se debe a varios factores, entre ellos el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos (la FED) de un cambio en las tasas de interés, que subieron medio punto y ejercieron presión en el mercado, porque muchas personas tenían bitcóin como una especie de cobertura contra la inflación.

“Dejaron de guardar sus bitcóins, porque la idea es que con la subida de tasas baje la inflación”, agregó Mora. Con su caída, el comportamiento del criptoactivo influyó en el desplome de Terra (UST), una moneda estable ligada al valor del dólar, por una presión en su venta ante la salida de inversionistas.

Con los precios del bitcóin aún bajos, una de las principales incógnitas que surgen es si es adecuado invertir en el criptoactivo. Aunque Mora aseguró, a manera personal, que cuando se encuentran debajo de los $30.000 muchos inversionistas compran y podría ser buena opción, quien adquiera este tipo de inversión debe tomar en cuenta que es especulativa.

“Cualquier inversión que se haga en bitcóin es especulativa y las personas deben tener el estómago para entender las fluctuaciones que pueden tener”, dijo el experto, quien además aconsejó no utilizar dinero del que se dependa (como el alquiler o el diario), no endeudarse ni utilizar tarjetas de crédito.

Por otro lado, es importante tomar en cuenta que el mercado usualmente funciona como dominó y cuando la principal criptomoneda cae, es posible que otras también lo hagan. “Hay mucha correlación. Si bitcóin se viene abajo la gente se asusta y vende el criptoactivo que tiene, es un ciclo interesante que siempre ocurre”, agregó el gerente de Blockchain de EY.

Por otro lado, la posición de las autoridades financieras de Costa Rica frente a las inversiones y transacciones con bitcóin se define bajo un esquema de “tolerancia vigilante” y no están respaldadas por ninguna institución o superintendencia.

“El enfoque del Banco Central es, pues, uno de tolerancia vigilante: se tolera la existencia y circulación de los criptoactivos, y se da espacio a la innovación tecnológica para permitir el surgimiento de la industria fintech, y a la vez se da seguimiento continuo a su evolución”, reseña un artículo publicado en agosto del 2021 el entonces presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero.

En esa línea, algunas fintech se han abierto camino en el mercado de los criptoactivos, con la oferta de soluciones para la compra y venta de diferentes monedas. Un ejemplo es Impesa, que el pasado 28 de abril puso a disposición de sus clientes el producto Monibyte CriptoWallet, una aplicación que permite a sus usuarios almacenar, comprar y vender criptomonedas. Incluso, los usuarios pueden realizar transferencias de criptomonedas entre personas y diferentes billeteras electrónicas.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.