Consumo

Quedarse en casa, ver películas y cocinar se volvió un plan más tentador que salir a divertirse fuera

La pandemia flexibilizó en Costa Rica el uso de los hogares para actividades como los encuentros entre amigos, según la Guía del Consumidor 2022 que prepara la firma consultora White Rabbit

La pandemia afianzó la estancia de los consumidores costarricense en casa y la preferencia de realizar allí diversas actividades, antes que salir a un establecimiento comercial o restaurante. Por ejemplo, siete de cada 10 personas prefieren ver una película en la comodidad de su sofá que trasladarse a un cine; la misma cantidad prefiere cocinar antes que ir a un restaurante.

Así lo muestra el estudio Guía del Consumidor 2022: Un Mundo Dentro de Casa, realizado por la firma White Rabbit y presentado este miércoles 17 de agosto en el Auditorio de la Universidad Latina, en San Pedro de Montes de Oca.

La investigación también muestra que seis de cada 10 consumidores prefieren juntarse con amigos en una casa, a encontrarse afuera, lo que muestra una tendencia de la población a utilizar o permanecer más tiempo en casa.

“Ya no estamos en casa porque nos falta un plan, estamos en casa porque ese es el plan. El hogar difícilmente vaya a ser nuevamente un hogar donde pasemos menos tiempo, ahora nos cuesta salir”, explicó Juan Bernardez, jefe de estrategia de White Rabbit.

Bernardez subrayó que durante el estudio anterior La Guía del Covid 2021 se descubrió que la pandemia, más que cambiar nuestras vidas, aceleró muchas de las tendencias previas, entre ellas la vida dentro del hogar.

Las preferencias 2022 también se relacionan con que nueve de cada 10 personas dicen que el dinero alcanza menos que el año pasado. Pese a esto, los resultados del estudio arrojaron que la carencia más fuerte no es económica, sino emocional, pues de cada ¢1.000, solo ¢115 son invertidos en deseos.

Asimismo, los consumidores están volviendo a comprar emocionalmente, siete de cada 10 consumidores son cazadores de ofertas (en el 2018 eran menos de seis de cada 10). Esto significa que el consumidor se adaptó a precios y necesidades; por eso, ahora dedica más tiempo en elegir sus productos. Además, crea una relación entre las marcas que consume y la cercanía con los atributos que estas poseen, así como su calidad.

Sobre los resultados del estudio, el presidente de la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR), Julio Castilla, agregó que la información agrega valor en la toma de decisiones y en el diseño de las estrategias comerciales para un sector altamente golpeado por el covid-19.

El estudio se realizó por medio de encuestas presenciales a 800 personas, pertenecientes a una población de hombres y mujeres, entre los 18 y los 65 años de edad, residentes de la Gran Área Metropolitana (GAM). La muestra fue distribuida proporcionalmente por sexo, edad, provincia y cantón, según el último censo disponible del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Asimismo, tomó en cuenta diversos niveles socioeconómicos para los encuestados.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.