Consumo

Menos tarjetas de crédito están en manos de las personas, pero la deuda sigue en aumento

La cantidad de tarjetas de crédito en circulación bajó 4,3% entre enero y abril de este año, según un estudio del MEIC, mientras que el saldo de la deuda subió 3,1% en ese periodo

Durante el 2022, las personas han reducido la cantidad de tarjetas de crédito en su poder, pero las vigentes tienen un saldo adeudado mayor, según se desprende del estudio trimestral de tarjetas de crédito y débito, con corte al 30 de abril del 2022, que publicó este martes el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

La cantidad de tarjetas de crédito en circulación pasó de 2.648.557, en enero del 2022, a 2.533.790, en abril de este año, lo que representa 114.767 tarjetas menos (una baja de 4,3%). No obstante, el saldo de la deuda total colonizado (incluye colones y dólares) pasó de ¢1,42 billones (millones de millones), a ¢1,47 billones, en números redondeados, en el mismo periodo; un incremento del 3,1%, según información enviada por la institución.

El aumento de la deuda ocurre incluso si se excluye el efecto cambiario. Del saldo total de la deuda, el 14% correspondía a dólares, en enero del 2022; y el 15% en abril del 2022. Si solo se considera el monto de la deuda en colones de tarjetas de crédito el incremento es de 2% en dicho periodo. Por su parte, el crecimiento de la deuda en dólares (expresada en dólares para excluir el efecto cambiario) es de 5,5%.

En cuanto a los atrasos en el pago de las deudas con tarjetas entre uno y 90 días, aumentó de 3,29% a 3,97% en el periodo citado y a más de 90 días bajó de 1,18% a 1,11%.

Según se detalla en el estudio al 30 de abril se registraron 31 emisores de tarjetas, los cuales están conformados por la banca privada, banca pública, cooperativas y empresas privadas.

El estudio encontró además que la tasa de interés anual en colones que se cobra por el crédito de la tarjeta oscila entre 19% y 33% en 32 tipos de tarjetas (11%), mientras que en 237 tipos de tarjetas (88%), oscila entre el 30% y el 33%.

En cuanto a las tarjetas en dólares, 214 tipos (83%), cobran una tasa de interés anual que oscila entre 26% y 27%, mientras que 41 (16%), tiene una tasa de interés anual entre el 20% y el 25%.

El Banco Central comenzó a fijar tasas de interés máximas que pueden cobrar las entidades financieras en el segundo semestre del 2020, con base en la reforma que se realizó a la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor que se conoció como la “ley de usura”. La institución actualiza estos topes cada seis meses.

La última fijación, para el primer semestre de este año, establece una tasa máxima de 33,44% en colones y 27,98% en dólares para todo tipo de crédito que no sea microcréditos.

Un estudio de la Superintendencia General de Entidades Financieras a solicitud de La Nación había determinado que para julio del 2021, la banca reportó 950.095 deudores de tarjeta de crédito; una reducción del 21% respecto a los 1,2 millones de clientes que había en diciembre del 2019, antes de la aprobación de la nueva legislación.

En cuanto a las tarjetas de débito, el estudio de abril del 2022 del MEIC, contempló 28 entidades financieras y un total 358 tarjetas de débito en el mercado, de los cuales 210 (59%) están constituidos en colones, 146 (40%) en dólares y dos (1%) en euros.

Para este estudio se reportan un total de 6.107.984 de plásticos en el mercado, con un aumento de 86.729, equivalente a 1,4% respecto al estudio de enero pasado.

El saldo acumulado de las cuentas a las cuales están asociados estos plásticos, al 30 de abril del 2022, alcanzó la suma de ¢6,82 billones, dicho monto representa 21% de la producción de Costa Rica.

Sobre la tasa de interés pasiva, que es el porcentaje que el banco paga a los clientes por el dinero que estos mantienen en sus cuentas, las entidades pagan tasas máximas entre 0,25% y 8% y tasas mínimas entre 0,20% y 4%, según detalló el MEIC, en el comunicado.

Lo relacionado a la membresía durante el primer año, en 129 (36%), tipos de tarjetas de débito es gratuita y 229 cobran por membresía por un monto ¢1.000 y ¢14.748.

Adicionalmente, 13 entidades financieras cobran por uso de cajeros propios, que otorgan a los tarjetahabientes de débito entre 3 y 10 retiros libres de cargo. Si se supera la cantidad de retiros libres, se cobra un monto que varía entre $0,25 y $2,25 por cada transacción.

El ministro de Economía, Francisco Gamboa, reiteró el llamado a todo el sector financiero para que incremente e intensifique sus esfuerzos en materia de educación financiera como una práctica responsable y sostenible para con los consumidores financieros.

Patricia Leitón

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.