Economía

Clave fiscal: Centralizar la recaudación

La Contraloría General de la República (CGR) indicó que un sistema de recaudación centralizado podría generar ahorro a los contribuyentes

La dispersión de los distintos tributos que contamos en nuestro sistema tributario, y las múltiples instituciones que desempeñan funciones o potestades como agentes de recaudación o sujetos activos del tributo, constituyen elementos que dificultan enormemente el cumplimiento fiscal, no solo para contribuyentes nacionales, sino también para futuros inversionistas extranjeros.

No se debe perder de vista que cualquier persona física con actividad lucrativa, o empresa con actividad económica en nuestro país, debe estar al día con el cumplimiento formal y material, no solo de los impuestos de la renta y del valor agregado, típicamente conocidos por la mayoría de los contribuyentes, sino también con sus obligaciones respecto a los tributos municipales y la seguridad social.

Claro está, que dependiendo de la actividad en concreto, la cantidad de tributos puede aumentar y el costo del cumplimiento también se incrementaría. No se trata solo de un tema formal o de control interno de los gerentes financieros o encargados de impuestos de cada compañía, sino del costo de oportunidad por contar con un sistema tributario disperso y complejo.

Recientemente la Contraloría General de la República (CGR), en su memoria anual, indicó que según el estudio denominado “Estrategia Nacional para la Transición a la Economía Formal. Implementación de la Recomendación 204 de la OIT en Costa Rica”, emitido en el año 2013, que la implementación de un sistema de recaudación centralizado podría generar un ahorro a los contribuyentes en su totalidad equivalente al 1,67% del PIB, y de igual forma, un ahorro del 0,11% para la Administración Tributaria.

La simplificación del sistema tributario está directamente vinculada con el aumento en los índices de recaudación y la lucha contra la informalidad. Estos esfuerzos deberían estar en el orden de prioridades de las autoridades, pues la situación actual requiere ajustes importantes y sustanciales, si se pretende mejorar la situación fiscal del país y no solo acudir a aumentar la carga impositiva.

Los estudios técnicos que respaldan dichas gestiones son abundantes y se ha demostrado en otros países que el primer paso para la mejora en la recaudación y la efectiva fiscalización, está en la simplificación del sistema y en la lucha contra la actividad informal.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.