Banca

Rocío Aguilar, jerarca de Sugef: ‘Una verdadera central de créditos es el reto del sistema financiero’

La superintendente asegura que una base de datos de deudores con información tanto del sector regulado como de lo que está fuera del sistema financiero, mejoraría la inclusión

El sistema financiero nacional tiene una serie de retos que quedaron aún más en evidencia posterior al impacto que vivieron los deudores debido a la pandemia de la covid-19.

Uno de estos desafíos es la necesidad de una mejor central de créditos que permita a las entidades financieras hacer una radiografía completa de la situación de cada deudor. Con este tipo de análisis se podría evitar el sobreendeudamiento y promover una mayor inclusión financiera de las personas.

Así lo afirmó a La Nación Rocío Aguilar, jerarca de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), en una conversación sobre qué tipo de cambios requiere el sistema con el fin de poder observar una mayor inclusión, cuáles son las características de una buena central de deudores y qué tipo de retos tienen el sistema financiero posterior al shock de la pandemia.

Observamos que principalmente desde los bancos privados hay una mayor colocación de créditos en el área central que desde las zonas periféricas. ¿Cuál es la lectura que se hace desde la Sugef sobre este comportamiento?

–En general, una mayor concentración del crédito en la provincia de San José y aquellas provincias que conforman lo que puede ser la GAM. Esto, de alguna manera también es un reflejo claro y directo de la misma cantidad de población de los desarrollos en esas zonas.

”En segundo lugar, estamos hablando básicamente de los bancos públicos versus los bancos privados. Recordemos, esto no es nuevo, que históricamente los bancos del Estado, sobre todo, han tenido una amplia presencia en todo el territorio nacional a diferencia de los bancos privados que nacen, originalmente, para prestar los servicios al sector empresarial y posteriormente se va dinamizando muchísimo más el crédito a las personas o el consumo.

”Esto no debería en absoluto llamar la atención. Estamos hablando de una red de bancos de público, de bancos estatales, con presencia en prácticamente todo el país”.

¿Cuáles considera que podrían ser los aportes de parte desde la normativa de la Sugef para alcanzar una clientela un poco más inclusiva?

–Yo diría que más allá de la normativa de la Sugef hay una pieza que le falta al sistema crediticio del país y es una pieza muy importante. Esta pieza es una verdadera central de deudores o una verdadera central crediticia.

”¿Por qué es fundamental para poder llegarle, a la población en general con una oferta crediticia? Para empezar, la ausencia de información acerca de cuál es el historial crediticio, el comportamiento crediticio de una persona encarece de entrada la posibilidad de un crédito.

”Entonces, existe la necesidad de contar con una central crediticia que nos permita tener una mejor fotografía acerca de los deudores en general, y no solo si el deudor opera con el sistema supervisado, sino con el resto de actores en el país que hacen operaciones crediticias. Esto va a permitir que el costo de poder hacer la operación se le reduzca a la entidad y pueda llegar de una forma muchísimo más generalizada a todo el país.

Eso normalmente es una excelente base de datos para poder generar lo que se llama scoring crediticio. De manera que si ya hay una buena parte del proceso crediticio encaminado, porque ya conozco cómo es el comportamiento de una persona, de ahí mismo casi que puedo derivar el porcentaje de crédito sin importar si yo tengo mi oficina en el centro de San José y ese deudor está en Limón, en Puntarenas, en la Cruz de Guanacaste o en cualquier otro lugar.

”Esto (la central de créditos) era importante hace mucho pero hoy se convierte en algo urgente. La transformación que vemos y que estamos viviendo en los mercados laborales (a raíz de la pandemia), y el surgimiento cada vez con más impulso del emprendedurismo requiere contar con esta central”.

¿Considera que la pandemia profundizó el acceso desigual al crédito?

–La pandemia lo que viene es a mostrarnos una serie de problemas y desigualdades que veníamos atravesando de muchos años atrás. Pero también me parece que se ha convertido en un elemento que impulsa la mayor digitalización.

”Aprovechar esa mayor digitalización y la tecnología para resolver de forma más rápida de problemas creo que esa es la parte o el elemento transformador que impulsa la pandemia”.

Las fintech aseguran que tienen una mejor conformación de garantías. ¿Qué le hace falta a la banca para avanzar hacia una conformación de garantías inclusiva?

–Para realmente evolucionar se necesita, sea sistema regulado o no, realmente avanzar en el concepto de una central de deudores nacional. Cuando tengo información del CIC (Centro de Información Crediticia), no se está viendo la situación general de las personas, sino nada más la parte de su relación con el sector regulado.

”Entonces, el no verlo no solo hace más caro las posibilidades de otorgar crédito, sino que además ha generado un sobreendeudamiento en las personas. Porque cuando usted llega y se endeuda con una entidad, no necesariamente la entidad está viendo todo el universo (...).

”El fenómeno de los altos costos transaccionales por no contar con una buena base de una central crediticia; el riesgo de este sobreendeudamiento a la población y la ausencia de un acceso eficiente para sectores de la población que están en el emprendimiento, en las áreas rurales, no lo podemos resolver simplemente haciendo una norma o una ley.

”Por ejemplo, la ley de usura, trató de ayudar a un grupo de deudores y lo que hizo fue que expulsó a otro grupo, que no es que hoy día no requieren financiamiento, sino que son los que están afuera del sector regulado sin ningún tipo de protección.

”La otra pieza que el país necesita es una buena ley de protección al consumidor financiero y me parece que ambos instrumentos, digamos, son piezas indispensables para lograr una mayor inclusión financiera: evitar el sobreendeudamiento de las personas y una mayor penetración en las diferentes regiones del país”.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.