Banca

Bancos entran en la carrera por los pagos digitales más allá de Apple Pay

Como respuesta a la inquietud de los usuarios, las entidades financieras están ampliando las opciones para transacciones, que van desde las tarjetas sin contacto hasta el uso de dispositivos en el cuerpo

El ecosistema bancario y financiero de Costa Rica se encuentra en una etapa de evolución con el auge de nuevas tecnologías de pago sin contacto y digitales. El anuncio de la llegada de Apple Pay, el pasado 2 de noviembre, es un ejemplo del dinamismo del sector que se palpa tanto en el aumento de la oferta de plataformas como en su aceptación por parte de usuarios y comercios.

Varios bancos costarricenses son jugadores fuertes en la carrera por la digitalización de las transacciones que se aceleró con la pandemia de covid-19, y que promete seguirlo haciendo con la expansión de nuevos métodos como los códigos QR y las criptomonedas.

En el caso de BAC Credomatic, la entidad ha apostado a las billeteras digitales y pagos sin contacto con dispositivos como teléfonos o relojes. En el 2019, habilitaron el pago sin contacto por medio de teléfonos inteligentes Android y, posteriormente, en setiembre pasado, con la puesta en marcha de las billeteras digitales para dispositivos Garmin y Fitbit, donde cada cliente puede registrar sus tarjetas y realizar transacciones desde su reloj inteligente.

También ha aprovechado la tecnología Near Field Communication (NFC, en español, Comunicación de Campo Cercano), con la que se pueden realizar pagos sin contacto por medio de una billetera digital. Además, es uno de los cuatro bancos en los que está disponible el pago con Apple Pay.

El BAC aseguró que el tiempo de pandemia dinamizó este fenómeno en Costa Rica. “En 2020, y a raíz de la pandemia de la covid-19, el uso de plataformas digitales se aceleró significativamente. Al día de hoy, BAC cuenta con más de 1,6 millones de clientes digitales y cuatro de cada cinco realiza sus transacciones desde su teléfono móvil”, comentó Laura Moreno, vicepresidenta de Relaciones Corporativas de BAC Credomatic.

Por su parte, el Banco de Costa Rica (BCR) enumeró cinco opciones de métodos de pago sin contacto o digitales que tienen disponibles para sus tarjetahabientes.

Entre estos están el ya conocido Sinpe Móvil y las tarjetas de débito y crédito con tecnología EMV (chip sin contacto). Pero se suman también la tarjeta virtual para compras en Internet, los wearables BCR que consisten en una pulsera o un sticker con forma de tarjeta que puede colocarse en los celulares y, por último, el pago por medio de Apple Pay.

Según Guillermo Gayle, gerente de Medios de Pago del BCR, estas nuevas tecnologías facilitarán la inclusión financiera y reducirán la brecha digital. “Con las nuevas soluciones de pago los clientes tendrán mayor oferta de mecanismos para realizar sus compras en el mundo físico y virtual”, afirmó este ejecutivo.

En el Banco Nacional comentaron que actualmente impulsan el uso de aplicaciones y códigos QR, enfocados en ampliar los pagos digitales con otras soluciones, así como en productos digitales tanto de emisor como multiemisor. Pero la entidad no ahondó en los métodos que ofrece en este momento, y aseguró que se trata de un proceso de inducción, con lenta aceptación; además, se encuentran en etapa de medición y desarrollo de otras alternativas.

Opciones por venir

La madurez del mercado costarricense da oportunidades para innovar y abrir espacio a nuevas tecnologías de pago que, a futuro, seguirán arrinconando al uso del efectivo.

“Nos abre un mar de oportunidades para pagar y un espacio para innovar en el lado de aceptación”, contó Kristine Matheson, gerente país de Mastercard para Costa Rica, Nicaragua y Honduras.

Matheson mencionó, por ejemplo, la tecnología tap on phone que convierte al celular en un datáfono sin la necesidad de agregar más dispositivos, lo cual facilita la transacción para los comercios. Además, existen dos formas de pago incipientes en Costa Rica pero que podrían tomar auge, siguiendo tendencias que ya se observan en otras latitudes: la biometría y las criptomonedas.

Por ejemplo, el metro de Moscú, en Rusia, ya permite el pago del tiquete por medio de biometría. La persona acerca su rostro a un dispositivo que identifica sus facciones y le permite el paso. No obstante, en Costa Rica aún no existen propuestas concretas para aplicar pagos con biometría, pero Matheson admitió que puede ser una innovación más a largo plazo.

“La apertura que hemos visto en el mercado para adoptar nuevos métodos y acelerar esta digitalización abre el interés de todos los jugadores de traer más innovaciones”, dijo.

En el caso de las criptomonedas, no se espera otra cosa más que crecimiento. La representante de Mastercard aseguró que la compañía está apoyando a diferentes bancos centrales del mundo en la implementación de sus monedas virtuales, conocidas como central bank digital currencies (CBDC).

En Latinoamérica existen acercamientos informales con Mastercard pero aún ningún proyecto en concreto. El Banco Central de Costa Rica (BCCR), por su parte, ha reiterado en varias ocasiones que mantiene en observación el uso de criptomonedas pero la entidad le cierra las puertas, de momento, a una CBDC propia.

“En relación con las CBDC, el Banco Central ha venido estudiando a profundidad el tema. Por el momento, no considera necesario incursionar en el lanzamiento de una moneda digital. La razón es simple: los principales objetivos que persiguen este tipo de monedas digitales de bancos centrales (inclusión financiera y provisión de pagos digitales seguros, ágiles y de bajo costo) ya se han alcanzado en el país, gracias a nuestro exitoso Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (Sinpe)”, plasmó el presidente del BCCR, Rodrigo Cubero, en el documento Algunas consideraciones en torno a las monedas digitales y los criptoactivos, de agosto del 2021.

El 93% de los consumidores globales considera usar al menos un método de pago emergente el próximo año y el 63% ya ha probado nuevos métodos en el último año.

—  Fuente: Mastercard, 2021.

Por parte de las entidades bancarias, el BCR fue el único que aseguró que pronto dará noticias de nuevos lanzamientos sobre formas de pago innovadoras.

Además, las fintech (empresas tecnológicas-financieras) son otros jugadores del sector que amplían o complementan estas tecnologías de pago.

Vanguardia

Costa Rica es uno de los países más avanzados en Latinoamérica en materia de pagos sin contacto y digitales. El 97% de las tarjetas y terminales están adaptadas para los pagos contactless y más del 60% de transacciones son sin contacto, según datos de Mastercard.

Los porcentajes del país distan del promedio de la región en la que el 40% de las tarjetas de débito y el 29% de las de crédito cuentan con esa tecnología.

Además, Matheson destacó el pago electrónico en los trenes y la pronta implementación de este sistema también en los autobuses. El 25% de las transacciones en los trenes ya se hacen con tarjeta.

La digitalización de las transacciones reduce el costo que tiene manejar efectivo. Este proceso se enmarca en el concepto de digital first, que se refiere a que todo el camino entre la solicitud de una tarjeta hasta el pago de productos y servicios sean digitales.

Seguridad

La seguridad es una de las preocupaciones constantes de los usuarios bancarios y, a pesar de la conveniencia que ofrecen las nuevas tecnologías, algunas personas aún se resisten a usarlas por reservas en torno a su seguridad.

De acuerdo con Sol González, especialista en seguridad informática de Eset Latinoamérica, los pagos sin contacto usan tecnologías antifraudes y diversas capas de seguridad extras. Aún así, apeló a un uso adecuado de los datos por parte de los usuarios.

Laura Moreno, del BAC, afirmó que usan el mecanismo de token digital, el cual encripta la información de la tarjeta. Además, para pagar con el teléfono se necesita un mecanismo de seguridad, ya sea un pin, un patrón o una huella.

En el Banco Nacional puntualizaron que en el ingreso a la app se da el correo y clave personal del cliente, la cual se genera en el momento del registro, además de que para cada compra se debe ingresar el pin de seguridad.

El BCR aseguró que estas innovaciones permitirán reducir los riesgos a los que se encuentran expuestos tradicionalmente los usuarios, pues están desarrolladas para mejorar las medidas de seguridad, por medio de procesos como la tokenización, la autenticación de tres puntos o 3DS para validar transacciones inusuales o uso de biometría para transacciones con dispositivos móviles.

No obstante, dos de los riesgos que persisten son la posibilidad de perder el teléfono o infectarse con distintos tipos de malware.

Para aumentar la seguridad, González enumeró algunos consejos: aplicar las medidas de seguridad del propio dispositivo (huella, reconocimiento facial, etc.), habilitar la opción de “encuentra mi teléfono” para desactivarlo en caso de hurto o extravío, activar las funciones de seguridad adicionales de las app de pago y para transacciones , examinar detenidamente las aplicaciones que se instalan y revisar los permisos que estas solicitan.

Francisco Ruiz León

Francisco Ruiz León

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo por la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.