Agro

Aumento de ratas de campo enciende alerta a productores de caña, melón y sandía

Productores de las regiones Chorotega y Pacífico Central fueron advertidos por el Servicio Fitosanitario del aumento en la población de ratas, que podría causar daño severo en cultivos

El Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) alertó a productores de la Región Chorotega y Pacífico Central, este martes 8 de marzo, sobre un aumento de la población de ratas de campo que podría afectar la producción de caña de azúcar, melón y sandía en estos sectores.

La entidad explicó, en un comunicado de prensa, que estos roedores son de color café grisáceo, de tamaño medio, no es tan grande como una rata de alcantarilla; de cola mediana, es decir, del tamaño de su cuerpo; y orejas pequeñas.

“Estamos viendo un incremento de las poblaciones de rata de campo en las regiones antes mencionadas que sobrepasan el 8% de captura que es el umbral permitido. Esto nos da una voz de alarma y nos hace orientar todos nuestros esfuerzos a intensificar su control”, indicó Gerardo Granados, jefe de Operaciones Regionales del SFE.

Granados añadió que han puesto trampas y aplicado rodenticida (pesticida usado para matar roedores) en las zonas más afectadas.

“Recomendamos a las personas productoras la recolección e incorporación de los residuos de cosecha y la limpieza de rondas, con el fin de evitar que la rata de campo tenga las condiciones requeridas para hacer sus madrigueras, lo que le permitiría incrementar exponencialmente sus poblaciones”, dijo el funcionario.

Las acciones del SFE se incrementaron, desde finales del año anterior, debido a que las ratas de campo son una plaga estacional cíclica cuya población se eleva cada cuatro años y, precisamente, en este 2022 se cumple dicho periodo.

La institución detalló que detectaron el aumento de la población de estos roedores porque en las capturas encontraron dos hembras por cada macho, las cuales, en su mayoría, estaban preñadas.

Además, se informó de que en los últimos informes en las zonas cañeras, las poblaciones de estos roedores van del 24% al 38% de captura, cuando lo normal sería 8%.

En el caso de los sembradíos de melón y sandía, la presencia de ratas de campo aún no es tan alta, pero sí atacan la planta lo que puede disminuir mucho la producción, según información suministrada por los funcionarios de la Unidad Operativa Regional Chorotega (Guanacaste).

El Servicio Fitosanitario recordó que el combate de este animal es obligatorio e hicieron un llamado a los productores de notificar si tienen sospecha de que hay afectación en el rendimiento de los cultivos para aplicar medidas de control para reducir las poblaciones y aplicar cebos en las trampas.

La institución pública detalló que con la quema de cañales, previo a la cosecha, los roedores pueden desplazarse a otras plantaciones o casas vecinas, con lo cual se puede generar un problema de salud pública.

Asimismo, los productoras pueden informar sobre sospechas de afectación en cultivos en las Oficinas Centrales, al número telefónico 2549-3555 y el correo electrónico ggranados@sfe.go.cr

En la Unidad Operativa Regional Chorotega se debe hacer al 2549-3635, correo grodriguez@sfe.go.cr; y a la Unidad Operativa Pacífico Central, a la dirección de correo gumana@sfe.go.cr

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.