Salud

Vivió 10 años con una mancha en la uña hasta descubrir que era cáncer

Maria Sylvi compartió detalles de su caso mediante un video de TikTok, ella fue diagnosticada con melanoma subungueal, un tipo de cáncer de piel

Una mujer de Virginia, Estados Unidos, pasó los últimos 10 años de su vida creyendo que la mancha que tenía en la uña era algo “cool”; sin embargo, quedó horrorizada al ir al médico y descubrir lo que realmente era. Mediante un video de TikTok, la usuaria @invrfoundwaldo compartió detalles de su caso.

Maria Sylvia notó la marca por primera vez hace muchos años, pero prefirió no darle importancia debido a que “entraba y salía de los hospitales todo el tiempo” por ser atleta.

La joven compartió la historia en sus redes sociales después de descubrir el verdadero origen de la mancha marrón delgada en su uña. “Desearía que esto fuese una broma”, escribió Maria, cuyo clip se viralizó con más de 25 millones de reproducciones.

Ella recuerda que, en 2012, vio la marca por primera vez en el dedo pulgar de su mano izquierda. En aquel entonces no se notaba mucho, pero al año siguiente se tornó más oscura. Durante una visita al podólogo en 2014, el especialista vio la mancha y le recomendó que fuera a un dermatólogo. Para salir de dudas, Maria le hizo caso y en ese momento su historia cambió.

“El diagnóstico fue que probablemente se trataba de un lunar en el lecho ungueal (tejido blando debajo de la uña) que causaba esa raya pigmentada al crecer la uña”, dijo la joven en conversación con el medio Newsweek. Finalmente, el médico descartó que se tratara de algo grave.

“No presentaba ningún dolor ni incomodidad en la zona, creí que era un lunar porque eso es lo que me dijeron”, contó Maria en un nuevo video subido a TikTok. El tiempo pasó y la marca continuaba allí. No fue hasta fines de 2021 que un amigo vio su uña y le dijo que se haga una prueba tras ver una mancha parecida en una revista de casos de cáncer.

Tras someterse a una biopsia, descubrió que la marca era producto de un melanoma subungueal, un tipo de cáncer de piel que se origina cuando los melanocitos (las células que dan a la piel su color bronceado o marrón) crecen fuera de control.

“Recuerdo que mi corazón se desplomó y que mi médico se limitó a hablar de los próximos pasos. Acababa de saber que tenía cáncer en el pulgar, y me sentí abrumada por la cantidad de turnos para asistir (...)”, recuerda Maria sobre el momento en que recibió el duro diagnóstico.

Para su suerte, el cáncer se encontraba en etapa inicial, por lo que pudo tratarse. “El melanoma puede permanecer en etapa 0 por hasta 13 años. Resulta probable que, en mi caso, haya estado así durante 10 años. Es difícil de saber”, señala la joven, según le explicaron los médicos.

Tras ello, se sometió a una operación y le tuvieron que quitar la uña, parte del pulgar y también del hueso. Posteriormente, se reconstruyó la zona con un injerto de piel.

“Por lo que sé, mi pulgar ya no debería tener cáncer, pero necesito seguir visitando a mi oncólogo y mi dermatólogo cada tres meses durante los próximos dos años, y luego cada seis meses por los tres años restantes, ya que ahora se considera que tengo un alto riesgo de tener cáncer de piel. En general, tengo mucha suerte de que este haya sido mi pronóstico”, concluyó la tiktoker.

El melanoma, el tipo más grave de cáncer de piel, se forma en las células (melanocitos) que producen melanina, el pigmento que le da color a la piel. El melanoma también puede manifestarse en los ojos y, rara vez, dentro del cuerpo, como en la nariz o la garganta, señala el sitio Mayo Clinic.

La causa exacta de todos los melanomas no está clara, pero la exposición a la radiación ultravioleta (UV) de la luz solar o de las lámparas y de las camas solares aumenta el riesgo de tener melanoma. Limitar la exposición a la radiación UV puede ayudar a reducir el riesgo de tener melanoma.

El riesgo de manifestar un melanoma parece aumentar en las personas menores de 40 años, especialmente en las mujeres. Conocer las señales de advertencia del cáncer de piel puede ayudar a asegurar que los cambios cancerosos se detecten y se traten antes de que el cáncer se haya diseminado. El melanoma se puede tratar con éxito si se detecta a tiempo.

Los melanomas pueden formarse en cualquier parte del cuerpo. Con mayor frecuencia, aparecen en partes que estuvieron expuestas al sol, como la espalda, las piernas, los brazos y el rostro. También pueden producirse en las partes que no tienen mucha exposición solar, como las plantas de los pies, las palmas de las manos y los lechos de las uñas. Estos melanomas ocultos son más frecuentes en personas que tiene la piel más oscura.

Los primeros signos y síntomas del melanoma suelen ser:

  • Un cambio en un lunar existente
  • La formación de un nuevo bulto pigmentado o de aspecto inusual en la piel

El melanoma no siempre comienza como un lunar. También puede aparecer en la piel de aspecto normal.

El melanoma en etapa I generalmente se trata mediante escisión amplia (cirugía para remover el melanoma así como un margen de piel normal que está alrededor). El ancho del margen depende del grosor y la ubicación del melanoma. Más a menudo, no se necesita ningún otro tratamiento, detalla el sitio web cancer.org.

  • Lechos ungueales, uñas de manos y pies adoloridas y delicadas.
  • Piel seca o agrietada en las cutículas alrededor del lecho ungueal.
  • Cambios en el color de las uñas o de los lechos ungueales (ya sean áreas decoloradas o pigmentadas en exceso, más oscuras de lo habitual)

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.