Salud

Quinta ola de covid-19 gana terreno en Costa Rica: 100 personas infectarían a 143

Especialistas de Universidad Hispanoamericana advierten de un contagio muy acentuado en todo el país

La tasa de contagio de covid-19, es decir, el ritmo con el que el virus SARS-CoV-2 infecta en un lugar, volvió a aumentar en el país, al pasar de 1,1 a 1,43, lo que para especialistas de la Universidad Hispanoamericana (UH) significa que la quinta ola gana terreno.

El reporte, divulgado la mañana de este viernes, analiza la situación registrada entre el 1.° y el 7 de mayo. Durante estos días, 100 personas con el virus lo habrían transmitido a 143, siete días antes lo habrían hecho a 111. Cuando el número es superior a 1 es indicador de un aumento de casos, por eso el ideal es que sea menor, lo que no se ha logrado en las últimas cuatro semanas.

El reporte advirtió sobre la ausencia de fundamentos científicos para tomar medidas que más bien podrían tener un efecto adverso en este momento. Así lo expresó en directa alusión al decreto emitido, el pasado miércoles por el Gobieno, para eliminar el uso obligatorio de la mascarilla en lugares cerrados.

“No se aporta evidencia científica para apoyar que, en este momento, precisamente cuando llevamos tres semanas consecutivas de aumento de casos, así como del número de reproducción efectiva (tasa de contagio), se tomen medidas que sin duda contribuirán a disparar la fuerza de la curva ascendente de la nueva ola.

“Bastaba esperar dos o tres semanas, para analizar con calma el estado de la pandemia y luego tomar las decisiones a que hubiese lugar. Pero los hechos son tercos y concretos. Estamos en presencia de una nueva ola y habrá que vérselas con ella”, afirma el documento.

Ronald Evans, médico, epidemiólogo y coordinador de este análisis recordó otro factor: en esta época, muchos casos no se están reportando porque hay asintomáticos, porque personas con síntomas muy leves pueden confundir la enfermedad con otra cosa (como alergia o simple catarro) o porque personas que intuyen tener covid-19 deciden no se hacerse la prueba y simplemente se aíslan en sus casas para no transmitir el virus.

Lo anterior podría provocar que se estén registrando menos casos de los que realmente hay, por lo que la tasa de contagio también podría ser mayor. La semana pasada, el investigador advirtió de que estos números podrían ser de dos a tres veces mayores.

“Estos valores, muy superiores a los de la semana pasada, nos están señalando que ya existe un contagio muy acentuado en todo el país, que debe ser controlado con todas las medidas que en el pasado han tenido éxito para contener la pandemia”, añadió el reporte.

A esto se le debe añadir que la positividad, es decir, el porcentaje de pruebas que salen positivas, aumentó en mayo. Lo ideal es que la cifra de casos positivos sea de un 5% o menos (o los negativos, por ende, un 95% o más) o, el mínimo para considerarse aceptable, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es de 10%.

Si se tienen más pruebas positivas, es indicador de que no se están haciendo las suficientes y muchos casos podrían pasar desapercibidos, hacer “vida normal” porque no se saben infectados y contagiar a más personas.

Esto sí se logró durante el piso de la ola, a mediados de abril pasado, cuando se tenían valores entre el 3,5% y el 5%. En cambio, en el periodo del 3 al 7 de mayo, este valor marcó un 14,41%.

Sin embargo, este número también debe verse con cautela, pues ahora las personas pueden realizarse autopruebas y aislarse en caso de resultar positivas. Estos números no se ven reflejados en la positividad, que solo toma en cuenta exámenes de laboratorio.

El contagio en cada provincia

Aunque cada provincia tiene su propia dinámica de contagios, no todas subieron en la última semana . De hecho, una de ellas se encuentra por debajo de 1 y la velocidad de transmisión más bien bajó.

La tasa más alta está en Heredia, con 1,63. Allí 100 personas contagiarían a 163. Le siguen San José, con 1,54; Alajuela, con 1,48; y Guanacaste, con 1,45. Mientras que Cartago tiene un 1,33 y Puntarenas, 1,1.

Limón es la provincia con índice más bajo y la única por debajo de 1, con 0,87. Allí, 100 infectados transmitirían el virus a 87 individuos. Un dato curioso es que en el informe anterior esta era la provincia con el indicador más alto, con 1,18.

En los cantones

El análisis por cantones se enfoca en revisar el riesgo de la cantidad de casos de covid-19 según la población de cada territorio. Se hace de esa forma porque el cálculo de la tasa de contagio no es factible en lugares con menos de 25.000 habitantes.

Se considera categoría de alto riesgo cuando hay más de 250 casos por millón de pobladores. Los cantones en esta lista pasaron de tres a 23. Santa Ana, en San José, se ubica en primer lugar, con 588,6 casos por millón de habitantes. Le sigue Cañas, en Guanacaste, con 484,2, y Belén, en Heredia, con 412,6.

Además, la lista de muy bajo riesgo, donde hay menos de 100 casos por millón de habitantes, pasó de 27 a 20 cantones.

Sin embargo, hay tres cantones con tan pocos casos, que sus índices son muy cercanos a cero: Turrubares, en San José; San Mateo, en Alajuela; y Jiménez, en Cartago. Estos tres sitios han sido de los de menor incidencia desde el inicio de la pandemia.

El número de casos

A diferencia del análisis del Ministerio de Salud, que presenta los casos de martes a lunes, la UH por tradición los ha hecho de domingo a sábado. Al tomar diferentes días en cuenta se ve un aumento del 62,3% y no del 59,55% anunciado por Salud este martes. Según este análisis, el promedio diario de casos fue de 1.047, 402 casos más que una semana antes.

Sin embargo, lo preocupante para la UH es que esto implica un aumento del 250% desde mediados de abril, cuando la ola tocó piso y había 300 casos diarios.

Si se observa en tasas por millón de habitantes, se pasó de 124,9 a 202,8.

Desde hace tres semanas, la provincia con tasa más alta es Heredia, con 298,3 casos por millón de habitantes. Le siguen Guanacaste, con 237,9; San José, con 229,4; y Alajuela, con 208,1. Más abajo están Cartago, con 167,1, y Puntarenas, con 144,6.

La más baja de todas, y la única por debajo de 100, es Limón, con 75,3.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.