Salud

¿Qué impacto tiene ómicron en la salud de los menores?

El Hospital Nacional de Niños hace un recuento de cómo afecta esta variante del coronavirus a sus pacientes

La variante ómicron del SARS-CoV-2, virus causante de la covid-19, se caracteriza por ser más transmisible. Esto no solo ha tenido afectación en el número de adultos con la enfermedad, sino que también los menores han visto las consecuencias de este padecimiento.

Los casos, complicaciones e internamientos sí han visto un crecimiento en lo que va del año. Este miércoles se reportaban 10 internados en el Hospital Nacional de Niños (HNN). Y, aunque ya se reporta el deceso de un niño en 2022, la enfermedad se ha comportado de forma más leve en los pacientes más jóvenes. El fallecido tenía condiciones de riesgo que complicaban su salud.

Olga Arguedas Arguedas, directora del HNN, explicó durante una transmisión en vivo por la red social Facebook cómo el centro médico sí ha visto el impacto de la enfermedad. La jerarca manifestó que en el 2020, cuando se tenían las primeras variantes del virus, no había tanto peso sobre los servicios del hospital.

“Ustedes recuerdan que en los meses iniciales de la pandemia el discurso era que la enfermedad era menos severa y los niños con menos frecuencia requerían hospitalización. Y así era”, recordó.

Todo comenzó a cambiar conforme las variantes fueron llegando. “Lamentablemente, en el 2021, con la llegada de la variante delta, el asunto cambió, había más niños que necesitaban hospitalizarse, cuidados intensivos y que lamentablemente morían”.

El 2022, en cambio, llega de mano de la variante ómicron y el principal aumento se ve en el número de niños que consultan en el servicio de Emergencias y en la cifra de quienes requieren la prueba y en el porcentaje de positivos.

“En cuanto a hospitalizaciones, tenemos más niños hospitalizados, pero en condición moderada, no graves. En cuidados intensivos disponemos de espacio y no hemos tenido mayor ocupación. Eso es concordante con lo dicho de que la enfermedad causada por esta variante es menos grave”, señaló.

¿Por qué es menos grave?

Arguedas explicó que una de las razones por las que la enfermedad que ómicron causa es más leve es porque esta variante tiene “preferencia” por las vías respiratorias superiores: nariz, laringe y parte superior de los bronquios, pero no por otras que pueden resultar más “problemáticas”, como los pulmones.

“Por eso, ómicron produce síntomas como congestión nasal, dolor de garganta y a veces un poquito de tos. En los niños la evolución de ómicron tiende a ser igual que en los adultos, una evolución benigna”, aseguró la especialista.

Esta misma característica haría que el virus sea mucho más contagioso. Al preferir estos lugares, el virus crearía más copias de sí mismo en nariz y garganta, por lo que es más fácil su transmisión a través de estornudos, tos y mocos. “En cada gotita de saliva habría más virus”, concluyó Arguedas.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.