Irene Rodríguez. 29 junio
La CCSS ya trabaja en aumentar a 56 las unidades de cuidado intensivo (UCI) destinadas a covid-19, hoy se tienen 32. Imagen con fines ilustrativos. Foto: Shutterstock
La CCSS ya trabaja en aumentar a 56 las unidades de cuidado intensivo (UCI) destinadas a covid-19, hoy se tienen 32. Imagen con fines ilustrativos. Foto: Shutterstock

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tiene destinadas 24 Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) exclusivamente para la atención de pacientes con covid-19. Este domingo, solo tres estaban en uso: dos en el Hospital Calderón Guardia y una en el San Juan de Dios.

Sin embargo, el gerente médico de la institución, Mario Ruiz Cubillo, adviritó este domingo en conferencia de prensa que si los números de contagio se mantienen, estas podrían ser insuficientes en tres semanas. A partir de ese momento es posible que se deba utilizar las llamadas “camas potencialmente covid-19″, que están destinadas también a otro tipo de enfermedades o condiciones de salud que requieren de una terapia especial.

En otras palabras, entraría “a competir” con otras patologías como cáncer, enfermedades cardiovasculares, accidentes de tránsito o violencia. En este apartado hay 111 camas, de las cuales 73 (el 66%) estaban ocupadas este sábado.

“Con 109 casos diarios se agotan las 24 camas covid en tres semanas. Actualmente ustedes están viendo que tenemos unos 150 casos. Si se mantiene este comportamiento durante tres semanas llegaríamos a enfrentar esta situación. Con esto estamos poniendo en riesgo a corto plazo los cuidados intensivos para covid. Y una decisión de reconversión de más camas covid-19 significa sacrificar la atención de las patologías habituales”, señaló Ruiz.

“Esta semana estamos cerrando más de 800 casos y nuestra capacidad de tolerancia es de 700″, añadió.

A esto se le debe añadir que cada persona con el virus pandémico permanece en una UCI un promedio de 17 días.

“Entre más días permanezcan las personas hospitalizadas menor disponibilidad de camas”, aseveró el gerente médico.

Así enfrentan hospitales la covid-19

La capacidad hospitalaria se pone en jaque ante el aumento de casos del virus, las proyecciones ponen a la seguridad social a fortalecer sus servicios, pero estos podrían no dar abasto.

FUENTE: CCSS    || INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

(Video) CCSS: 'Hemos aumentado la velocidad de aparición de nuevos casos en 10 veces'

Reforzar terapia intensiva

En este momento la CCSS cuenta con 257 camas de cuidado intensivo, de las cuales 122 no pueden utilizarse para covid-19, porque son las llamadas “especializadas”, destinadas para neurocríticos o cardiopatías muy específicas para pacientes que realmente requieren este tipo de cuidados.

Las 24 camas que se tienen en este momento exclusivas para la pandemia en Cuidados Intensivos, tienen cubículos de aislamiento que aseguran que no hay riesgo de contagio para otras personas que requieren de UCI pero no tienen el virus pandémico.

Las otras 109 camas, que potencialmente se utilizarían para covid-19, no cuentan con estas características de aislamiento.

“La UCI no implica solo una cama, implica protección, implica un equipo y un personal altamente capacitada. Ya este aumento de pacientes está presentando presión sobre el sistema hospitalario”, destacó el jerarca.

Ruiz enfatizó que la CCSS está trabajando en acondicionar 32 UCI más, para un total de 56. Esto se logra ya sea adaptando capacidad en el Centro de Atención Covid (Ceaco, antiguo Centro Nacional de Rehabilitación -Cenare-) o en otros hospitales. Estas UCI contarían no solo con la cama, también con el equipo necesario y el personal especializado.

No obstante, si los números se mantienen en unas cuatro semanas se alcanzaría esta capacidad y se entraría a competir por “camas UCI potencialmente covid”.

“Nosotros venimos planificando desde enero”, reconoció Ruiz “hemos recalcado desde un inicio que una situación como esta se podría presentar, por eso estamos trabajando en una expansión de los servicios de cuidados intensivos en el país”.

Y agregó: “más que los casos que lleguen a los hospitales debemos evitar que la gente se contagie”.

Para la epidemióloga y ex viceministra de Salud Ana Morice, estos números llaman a la reflexión, pero también indica que no serían garantía de un colapso total del sistema UCI en el país, pues bien puede ser que se acaben las camas exclusivas para la pandemia y haga falta utilizar las que están disponible para toda condición en el país e igual tener disponibles para atender.

En otras palabras, puede darse el caso de que se utilicen todas las camas UCI para covid y aún haya disponibles para atender esta y otras condiciones de salud.

“No es que de un día para otro se nos van a presentar muchos casos que requieran UCI, hasta el momento sigue siendo un número bajo, aunque sí es bueno analizar escenarios”, expresó Morice.

Para la epidemióloga hay factores que deben tomarse en cuenta para tomar decisiones, como la edad de los casos, sus factores de riesgo, el tiempo en hospitalización.

“Hoy hay menos casos en UCI que hace un tiempo, también se ha aprendido a manejar mejor la enfermedad para evitar que alguien en sala requiera de cuidados intensivos”.

Ruiz argumenta: “si aumenta en poco tiempo la cantidad de pacientes que requiera cuidados críticos, el panorama se complica y podemos enfrentarnos a un escenario que nadie quiere ver. (...) Cada cama que se habilite implica infraestructura, recursos tecnológicos y humanos especializados, lo cual es finito””.

Escenarios críticos

El gerente médico también señaló tres posibles escenarios críticos de lucha ante esta pandemia.

“Cuando uno como cirujano va a hacer una operación le dice al paciente y a la familia el peor escenario posible para, ya después del shock, saber el panorama y que el paciente tenga la esperanza para seguir adelante”, destacó el jerarca.

El escenario crítico 1 se daría con 2.000 casos nuevos por semana. En este panorama, a la tercera semana 78 personas requerirían de cuidados intensivos.

En el escenario crítico 2, habrían 5.000 nuevos enfermos cada semana. A la tercera semana 195 personas estarían necesitando UCI, con lo que ya el sistema de la CCSS no tendría cómo responder.

“Si bien tenemos una CCSS que nos ha protegido, no es infalible ante una eventual explosión de casos en pocos días”, apuntó Ruiz.

¿De dónde salen estas proyecciones?

Los números presentados son una proyección realizada por Área de Estadística en Salud de la CCSS, quienes están en una revisión constante del comportamiento de la hospitalización cada día.

La estimación se basa en la cantidad de casos semanales sostenidos por tres semanas y consideran la estancia promedio de pacientes, de nueve días en salón y 17 días en UCI.

Según el comportamiento de la enfermedad mostrado hasta ahora, el 5% de los pacientes requiere hospitalización. De ellos, el 26% requiere de UCI.

A tiempo de enmendar

A pesar de estos números, el jerarca de la CCSS insiste en que aún se tiene tiempo para revertir la situación y reducir la velocidad del incremento de contagios.

“Es posible ganar esta guerra contra covid-19 entre todos si nos unimos y acatamos las medidas de prevención sanitarias para restarle velocidad a la aparición de nuevos casos”.

¿Cómo hacerlo? El distanciamiento físico de mantener al menos 1,8 metros de distancia de las personas fuera de la burbuja social es el más importante, pero también está la higiene rigurosa y el lavado de manos constante, y la utilización de mascarillas o caretas en sitios como transporte público, templos, bancos y en sitios donde se vaya a permanecer por más de 15 minutos lejos de personas de la burbuja social.