Amabilidad podría ser una cuestión genética

La amabilidad podría estar en los genes. Esta es la conclusión de un estudio de la Universidad de California y la Universidad de Buffalo, ambas en Estados Unidos.

Los científicos evaluaron la conducta de personas con varias versiones de genes receptores de dos hormonas relacionadas con la generosidad: la oxitocina y la vasopresina. Luego se les hizo un cuestionario de cómo observan el mundo que les rodea.

“El estudio halló que esos genes, en combinación con las percepciones de las personas sobre el mundo como más o menos amenazador, predicen la generosidad”, dijo en un comunicado de prensa Micheal Poulin, autor del estudio publicado en la revista Psychological Science .

“No afirmamos haber encontrado el gen de la amabilidad, pero sí un gen que contribuye. Lo interesante es que solo hace una contribución ante la presencia de ciertos sentimientos de personas sobre el mundo que las rodea”, añadió.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.