Medio Ambiente

(Video) Barco superrápido será el nuevo guardián de Isla del Coco

Embarcación se hizo a la medida para facilitar detección de pesca ilegal y otros ilícitos, tiene conexión satelital. Realiza el viaje de Costa Rica a la isla en 14 horas

Una embarcación con tecnología de punta y hecha a la medida potenciará la vigilancia de Isla del Coco y su riqueza marina, aparte de acortar el viaje desde Costa Rica a solo 14 horas, según el anuncio que hizo este miércoles el MInisterio de Ambiente y Energía (Minae).

El llamado Guardián de Isla del Coco brindará labores de investigación, al tiempo que mejorará el patrullaje debido a su velocidad respecto a otras embarcaciones. Hoy, un desplazamiento a la isla o viceversa tarda 36 horas, en promedio.

Se trata de un barco ligero de fabricación holandesa. Tiene 14 metros de longitud y cuatro de ancho, con capacidad de carga de hasta 2,5 toneladas. Es un modelo Windmill 14 de la marca Alunautic con una autonomía de hasta 700 millas náuticas y equipado con cobertura satelital.

Tiene capacidad para mover a siete personas y permanecer en alta mar en diversas tareas o incluso para traslados de personal en casos de emergencia o de suministros, así como atención primaria de incidentes en aguas abiertas.

La viceministra de Aguas y Mares, Cynthia Barzuna, destacó que estas características tecnológicas se hicieron a la medida de las necesidades estipuladas por las autoridades para el trabajo del personal.

“La cobertura satelital no la teníamos antes para estas labores, ni un barco propio. Con esta nave alcanzamos otro nivel de control y vigilancia que es trascendental para los guardaparques. Podemos atender una emergencia rápido y ampliar la protección de los recursos marinos”, explicó Barzuna.

Hasta este momento, la vigilancia en la isla estaba limitada a desplazamientos cercanos debido a la autonomía de las embarcaciones. Con este nuevo recurso es posible cubrir los 532 kilómetros de distancia hasta Cabo Blanco con más efectividad.

Con la embarcación y su tecnología satelital, se podrá controlar la presencia de flotas pesqueras internacionales que depredan en grandes extensiones de mar bajo jurisdicción costarricense.

Gina Cuza, directora regional del Área de Conservación Marina Cocos (ACMC) destacó que con el navío se podrá interceptar más rápidamente actos ilícitos como pesca ilegal a una velocidad tres veces mayor respecto a la embarcación patrullera actual.

Generación de ingresos

La idea, agregó, es robustecer el cuido de recursos marinos de interés mundial (por su diversidad) que pudieran estar a merced de esas flotas, cuya presencia hasta ahora pasa inadvertida y frente a la cual tampoco había “músculo e inteligencia” para responder con precisión y sentido de oportunidad.

Los recursos para la adquisición del barco –valorado en $1 millón –fueron incluidos y ejecutados en el presupuesto ordinario del 2020 del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

Barzuna recordó que el Área de Conservación Marina Cocos genera $20 millones de ingresos por visitación turística de excursiones de buceo a la isla. Tan estratégica es, asegura, que 77% de quienes la visitan por primera vez aseguran que volverían por la belleza escénica.

Para la funcionaria, este patrullaje mejorado ayudará a preservar “un lugar único y costarricense”, asegurar futuras visitas e incluso honrar promesas frente a la comunidad internacional en materia de cuido de la biodiversidad marina y gestión de cambio climático.

“Si no ponemos dinero en esto, renunciaríamos a nuestros compromisos, con esto procuramos mantener firme la promesa de controlar y proteger la biomasa submarina. El Área Marina de Manejo Montes Submarinos deja unos $21 millones anuales en pesca deportiva. El barco ayudará a preservar especies que buscan estos excursionistas y que pesqueros comerciales no deberían tomar”, añadió.

La nave fue presentada este miércoles en un acto oficial en el muelle de puerto Azul, en Puntarenas. Este mismo día, está programada para zarpar hacia el Parque Nacional Isla del Coco con Maikeel Pérez, Markus Murillo, Diego Madrigal, Esteban Herrera y Braulio Navarro, funcionarios del Área de Conservación Marina Cocos.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.