Irene Rodríguez. 26 septiembre
La veda se había establecido el pasado 19 de setiembre.
La veda se había establecido el pasado 19 de setiembre.

El Servicio Nacional de Salud (Senasa) levantó la veda que se mantuvo durante una semana para la extracción y comercialización de moluscos bivalvos como ostras, almejas y mejillones en la costa pacífica de Costa Rica.

La prohibición se había establecido por altos niveles de sustancias tóxicas que provocan el fenómeno popularmente conocido como “marea roja”. Estas se dan por una acumulación de microalgas que producen sustancias tóxicas que, al ser ingeridas por los moluscos, podrían afectar la salud de los seres humanos que consuman dichos productos del mar.

No obstante, los últimos análisis del Laboratorio de la Universidad Nacional a las muestras de agua recolectadas a lo largo de la costa pacífica evidencian una importante disminución en los niveles de microalgas tóxicas.

“No se detectaron niveles cuantificables de toxinas de tipo paralizante”, indicó Olivet Cruz, Director de Inocuidad del Senasa.

Asimismo, imágenes satelitales de toda la costa pacífica aportadas por la Universidad de Costa Rica (UCR), muestran una disminución en la cantidad de clorofila en el nivel superficial del mar.

Las autoridades señalaron que se continúa con la recolección y análisis de muestras de agua y carne de moluscos bivalvos, para así asegurar la inocuidad de este alimento y en el caso de ser necesario, establecer medidas sanitarias.