Sergio Salazar. Hace 5 días

Tres grandes estructuras con formas de peces y elaboradas con plástico desechable, se roban la mirada de quienes transitan por la fuente de la Hispanidad en San Pedro.

La iniciativa, promovida por la Asociación Preserve Planet busca crear conciencia en la población con respecto al consumo excesivo de este material, promover la educación ambiental y mostrar el impacto que tienen dichos residuos en la naturaleza.

Estructura principal tiene un largo de siete metros y una altura de dos metros y medio. Las pequeñas rondan los tres metros de largo y metro y medio de alto. (Foto: Susana Guzmán para LN)
Estructura principal tiene un largo de siete metros y una altura de dos metros y medio. Las pequeñas rondan los tres metros de largo y metro y medio de alto. (Foto: Susana Guzmán para LN)

“El objetivo es hacer conciencia sobre la urgencia de disminuir el impacto del plástico en el medio ambiente y la importancia que conlleva rechazar el uso de todo tipo de plástico desechable, especialmente el que proviene de las cinco principales fuentes: bolsas, botellas, empaques para alimentos, recipientes para llevar y pajillas. Queremos que la gente comprenda que cada año mueren más de un millón de aves y más de cien mil mamíferos marinos por culpa de la contaminación por este material”, explicó en un comunicado Luis Diego Marín, coordinador regional de Preserve Planet.

La escultura principal pesa cerca de 500 kilos, las otras dos pesan alrededor de 60 kilos. (Foto: Susana Guzmán para LN)
La escultura principal pesa cerca de 500 kilos, las otras dos pesan alrededor de 60 kilos. (Foto: Susana Guzmán para LN)

Las estructuras, que en total suman poco más de 600 kilos de plástico y fueron confeccionadas por el ingeniero Francesco Bracci, no se quedarán solo en la Fuente de la Hispanidad.

Durante lo que resta de mayo rotarán a lo largo de la capital. Se podrán ver en la avenida central, la plaza de la Democracia, el paso cercano al Museo de Arte Costarricense e inclusive, se está contemplando llevarlas a Puntarenas.

“Solo en Costa Rica se consumen aproximadamente 622 millones de botellas plásticas cada año. Este tipo de envases desechables pueden durar hasta mil años en biodegradarse. Además, contienen sustancias tóxicas que afectan la salud humana pues entre sus compuestos hay disruptores endocrinos, que son químicos que imitan o interfieren con la función de las hormonas en el cuerpo humano, generando enfermedades como el cáncer”, continúo Marín.

Esculturas buscan crear conciencia en torno al desecho de plásticos de un solo uso. (Foto: Susana Guzmán para LN)
Esculturas buscan crear conciencia en torno al desecho de plásticos de un solo uso. (Foto: Susana Guzmán para LN)

Según el Fondo Económico Mundial, al año se utilizan más de 500.000 millones de bolsas plásticas alrededor del mundo. Sumado a estas bolsas, cerca de ocho millones de toneladas de plástico terminan en los océanos.