Yeryis Salas. 17 noviembre
Manuel Antonio es el parque nacional más visitado del país. Foto: Archivo.
Manuel Antonio es el parque nacional más visitado del país. Foto: Archivo.

Una nueva planta de tratamiento instalada en el Parque Nacional Manuel Antonio, de Quepos, pretende disminuir los problemas con las aguas residuales.

El sistema, que costó $40.000 (¢23 millones), sustituyó el antiguo tanque séptico en playa 3, cuya disfunción provocó órdenes sanitarias en años anteriores, anunció este viernes el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

El equipo emitirá alertas a las autoridades cuando esté cerca de llenarse. Además, medirá de forma constante el consumo de agua que entra y sale de la batería de baños.

La labor contó con el aporte de la Asociación Costa Rica por Siempre, una organización no gubernamental que trabaja con el Gobierno para la conservación de ecosistemas marinos y terrestres.

Su directora ejecutiva, Zdenka Piskulich, resaltó que la instalación no arriesga la conservación del parque, pues utiliza tecnología de bajo impacto.

“En la Asociación Costa Rica por Siempre estamos comprometidos en seguir apoyando la efectividad de manejo de esta área protegida, por lo cual, nuestra donación incluye el mantenimiento de la planta por los próximos cinco años”, anunció Piskulich.

Este es un nuevo intento por solucionar los inconvenientes con las aguas residuales en Manuel Antonio, luego de que en mayo del 2017 se colocó una planta para cumplir con las órdenes del Ministerio de Salud.

En agosto del 2018, el parque nacional debió regular el ingreso de visitantes por la saturación de un tanque séptico, a un máximo de 1.300 por día durante tres meses.

Entre marzo y abril de este año, la restricción fue de 1.700 personas por día.

Entre otros esfuerzos, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) aportará recursos para alquilar cabinas sanitarias adicionales. Además, para el 2020 planea contratar nuevas baterías de baños, así como el mejoramiento de las actuales.

Más mejoras

El área protegida también gozará de más personal para atención a los visitantes, gracias al convenio entre Minae y el ICT.

También se manejará el flujo de ingreso y salida de turistas para que no se sobrecargue el parque nacional.

Asimismo, más de 600 personas de la comunidad de Quepos han participado en programas de educación ambiental y limpieza de playas.

Otro proyecto, en el que forman parte otras siete áreas silvestres protegidas, consiste en la creación de un diagnóstico para someter a concurso la concesión de servicios no esenciales, de forma que sean ofrecidos por organizaciones sin fines de lucro.

Junto a esto, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) estudiará las afueras del parque nacional más visitado del país para proponer mejoras en los flujos vehiculares.

La viceministra de Recursos Naturales, Pamela Castillo, declaró que el Minae procura "sumar todo esfuerzo que nos lleve a alcanzar un parque nacional de primer mundo que permita el desarrollo socioeconómico sin poner en riesgo su valor ecológico”.

El Parque Nacional Manuel Antonio, creado en 1972, protege 352 especies de plantas, 107 especies de mamíferos terrestres, 335 especies de aves, 93 especies de reptiles y 56 especies de anfibios.

El año anterior, recibió 525.000 visitantes.